El PP niega divisiones por la manifestación de Colón y afirma que el que tiene «un lío enorme» es el PSOE

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño REDACCIÓN / MADRID

ESPAÑA

El presidente del PP de Zaragoza, Ramón Celma, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, y el presidente del PP Aragón, Luis María Beamonte, ayer, en el inicio de la campaña de recogida de firmas contra los indultos a los presos del  «procés» en Zaragoza.
El presidente del PP de Zaragoza, Ramón Celma, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, y el presidente del PP Aragón, Luis María Beamonte, ayer, en el inicio de la campaña de recogida de firmas contra los indultos a los presos del «procés» en Zaragoza.

Esperanza Aguirre pregunta a Sánchez si también hay que tener magnanimidad con «el asesino que ha troceado a su pareja, el Cachopo ese»

11 jun 2021 . Actualizado a las 08:40 h.

A pesar de que en la manifestación de la plaza de Colón para protestar contra los indultos no estarán tres presidentes autonómicos del PP, el de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, el de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, y el de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, el PP niega que existan discrepancias en el partido a la hora de compartir un acto con Vox. El vicesecretario de Comunicación de los populares, Pablo Montesinos, rechazó esas supuestas diferencias y, por el contrario, aseguró que el que tiene «un lío enorme» es el PSOE. Según aseguró, todo el PP está «volcado» en la recogida de firmas contra el procés, al margen de lo que hagan otros partidos. «No sé si los señores de Vox van a ser muy ruidosos o no, el PP va a ir con un mensaje en defensa de Cataluña», explicó Montesinos.

 «Imagen lamentable al mundo»

Los populares tratan de evitar que la foto con Vox monopolice una concentración que se espera multitudinaria y que el PP quiere presentar como un rechazo de la mayoría de españoles a los indultos que va más allá de las siglas. Y ponen el acento en que es que es Sánchez quien ha «roto» el PSOE, poniendo como ejemplo el rechazo del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, a los indultos o la falta de pronunciamientos al respecto de los tres candidatos las primarias andaluzas del PSOE.

Aunque tanto Feijoo como el resto de los barones que no estarán este domingo en Madrid han dejado clara su posición contraria a los indultos, el tono de su discurso en torno a esta cuestión es muy distinto al que utilizan otros dirigentes populares, más próximo el del partido de Santiago Abascal. La presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sostuvo que España está dando una «imagen lamentable al mundo concediendo indultos a delincuentes confesos, que además dicen que lo volverían a hacer».

La reciente ganadora de las elecciones madrileñas aseguró que España está «soportando un verdadero fracaso como país» y lamentó «profundamente que ese interés político lo único que está provocando es una desbandada, un éxodo de empresas, de estudiantes, de ciudadanos». «Cuando el presidente del Gobierno habla de magnanimidad me gustaría saber si va a haberla para todas las personas que han tenido que abandonar su tierra, que son acosados en las escuelas por defender el castellano que es su lengua constitucional», afirmó, en referencia a la apelación de Sánchez.

 Abascal: que Sánchez los adopte

 Su antecesora en la presidencia de Madrid, Esperanza Aguirre, fue más allá y se preguntó si la «magnanimidad» que Sánchez pide para los presos del procés se debe aplicar también «para el asesino que ha troceado a su pareja, el Cachopo ese». En esa línea de máxima dureza contra el Gobierno se pronunció también el líder de Vox, Santiago Abascal, que pidió a Sánchez que, si quiere «pagar alguna factura» a sus «socios golpistas», lo haga con algo que te pertenezca. «Los adoptas en tu casa una vez cumplan su pena, por ejemplo», dijo.