Salvador Illa pide un referendo para aprobar un nuevo «marco de convivencia» en Cataluña

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El líder del PSC, Salvador Illa, interpela a Pere Aragonès durante la sesión de control al Ejecutivo catalán en funciones
El líder del PSC, Salvador Illa, interpela a Pere Aragonès durante la sesión de control al Ejecutivo catalán en funciones Enric Fontcuberta | Efe

Belarra defiende que Puigdemont pueda volver a España sin ser detenido y María Jesús Montero la corrige y asegura que el Gobierno quiere que sea juzgado

11 jun 2021 . Actualizado a las 10:40 h.

El Gobierno y el PSOE multiplican los gestos hacia los independentistas catalanes para apuntalar la vía del diálogo defendida por el líder de ERC, Oriol Junqueras. Después de que el presidente del Gobierno diera por hechos los indultos a los presos del procés y pidiera «magnanimidad y comprensión» ante una medida que, según dijo ayer la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, «no tardará mucho», el candidato del PSC a la Generalitat, Salvador Illa, defendió la celebración de una consulta en Cataluña para establecer «un nuevo marco de convivencia». «Si es un referendo para votar un acuerdo, estamos de acuerdo. Si es un referendo de autodeterminación, es decir, sometemos a consideración de la ciudadanía una ruptura, nosotros no estamos de acuerdo», explicó.

Aunque el PSC ya había defendido en anteriores ocasiones ese tipo de consulta, el hecho de que un exministro muy cercano a Pedro Sánchez apueste claramente por someter a referendo lo que el Gobierno y la Generalitat acuerdo en la mesa de diálogo bilateral marca un punto de inflexión de cara a la mesa de negociación, aunque lo que ERC sigue reclamando es someter a votación la independencia de Cataluña.

Según Illa, el referendo que él propone sería posible porque el Estatuto catalán ofrece margen para ello. «Es la única comunidad que tiene vigente un Estatuto que es distinto al que votaron los ciudadanos», señaló en referencia a los recortes del Tribunal Constitucional al Estatuto.

 Iceta: el indulto será justificado

El Gobierno avanza en el diálogo con los independentistas, pero trata también de evitar que esa vía provoque un choque en el PSOE. Con ese objetivo, el ministro de Política Territorial y Función pública, Miquel Iceta, dijo compartir el argumento del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, de que un indulto sin justificar puede ser una condena para el PSOE. Y aseguró por ello que el Ejecutivo «nunca dará un indulto sin justificar», ya que, en caso contrario, «estaría faltando a su deber, a su obligación y a la ley».

Pero si el PSOE avanza poco a poco en la política de gestos, Unidas Podemos quiere acelerarlos bruscamente. Y no solo hacia ERC. La ministra de Derechos Sociales y aspirante a suceder a Pablo Iglesias en el liderazgo de Podemos, Ione Belarra, defendió que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, fugado de la Justicia, regrese a España junto a los exconsejeros que lo acompañaron en la fuga sin que sea detenido. «Acabar con esto tiene que ver con que ellos puedan volver, claro que sí. No es normal que no estén en España», añadió, señalando que no se puede defender que sean detenidos si se quiera «acabar con la judicialización y apostar por los indultos». «Sería una incongruencia descomunal», indicó.

El PSOE no comparte esa posición, que dificulta el consenso que reclama, y la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, salió rápidamente a cuestionar a Belarra. «El interés del Gobierno es que Puigdemont pueda ser traído a España y pueda ser juzgado, como ha dicho siempre», sostuvo. Lo que el Ejecutivo pretende, dijo, hablando en nombre de todo el Gobierno a pesar de lo dicho por Belarra, es que Puigdemont «responda ante la justicia frente a aquellos acontecimientos desgraciados que vivimos hace unos años en los que nunca respondió ante los tribunales».