La prueba de la huella dactilar confirma que el cadáver rescatado a mil metros de profundidad en Tenerife es el de Olivia

ESPAÑA

La Guardia Civil sospecha que Tomás Gimeno drogó a sus dos hijas antes de asesinarlas. El buque gallego Ángeles Alvariño sigue rastreando el fondo del mar en busca de Anna y el padre. Las redes sociales están llenas de mensajes de solidaridad dirigidos a la madre de las niñas secuestradas, a la que se le ha roto en mil pedazos su sueño de que todo era «un teatro» del padreEl movimiento feminista convoca concentraciones hoy a las 22.00 horas ante los ayuntamientos de toda España

11 jun 2021 . Actualizado a las 19:22 h.

Mientras España intenta digerir el horror de la noticia del hallazgo del cadáver de la pequeña Olivia en aguas de Tenerife, el buque oceanográfico gallego Ángeles Alvariño, con base en Vigo, continúa hoy rastreando la zona para tratar de encontrar a su hermana Anna, de tan solo un año, y a su padre, Tomás Gimeno.

El barco del Instituto Español de Oceanografía está equipado con un radar de barrido lateral y un robot marino que han sido vitales para hallar, primero, una botella de buceo y una funda nórdica propiedad del padre de las niñas y, finalmente, el cuerpo de Olivia. El buque se encuentra a unas tres millas náuticas del puerto de Santa Cruz de Tenerife, en la misma zona donde se produjo la última conexión con el teléfono móvil de Tomás y donde ha permanecido prácticamente desde su llegada a la isla.

La prueba de la huella dactilar confirma que el cadáver rescatado a mil metros de profundidad frente a las costas de Tenerife este jueves es el de la niña de seis años Olivia, ha informado esta tarde el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

La Guardia Civil sospecha que Tomás Gimeno drogó a sus hijas antes de asesinarlas. Los investigadores hallaron varios envases de medicamentos en el comedor de la casa donde creen que asesinó a Olivia y Anna, según publican hoy varios medios. Al parecer, son los fuertes calmantes que tomaba para recuperarse de una reciente lesión en la clavícula y las costillas.

Tras el hallazgo del cadáver de Olivia, de seis años, las redes sociales se han llenado hoy de nuevos mensajes de solidaridad dirigidos a Beatriz, la madre de las niñas secuestradas, y a su familia y allegados, a los que se les ha roto en mil pedazos su sueño de que todo era «un teatro» del padre. Asimismo, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha convocado un minuto de silencio hoy al mediodía.

El Colegio Alemán Santa Cruz de Tenerife ha expresado su más sentido pésame tras el hallazgo del cuerpo sin vida de Olivia Gimeno, alumna del centro. «Toda la comunidad escolar del Colegio está de luto por el fallecimiento de Olivia. Nuestros pensamientos están, de todo corazón, con la niña, su madre y sus seres queridos», señala el centro educativo en una nota.

La reina Letizia ha manifestado hoy el «dolor» y la «tristeza» por los últimos casos de violencia machista: «Es difícil esta mañana evitar la expresión de dolor y de tristeza por el asesinato de menores», ha asegurado.«No creo que haya nadie que no intente ponerse en la piel de todas las personas que aman a estas menores asesinadas», ha dicho.

Juan Carlos Quer -padre de Diana, la joven asesinada en A Pobra en el 2016-, ha lamentado el hallazgo del cuerpo de la pequeña de 6 años.«Olivia, descansa en Paz. Todo mi cariño y solidaridad para su madre. Es imposible comprender cómo padres y madres inhumanos pueden terminar con la vida de sus hijos, seres inocentes e indefensos de un modo tan cruel, por razones de venganza. El mal existe», ha publicado en las redes sociales.