El giro de Junqueras divide a los independentistas y ERC niega que su líder renuncie a la unilateralidad

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

El presidente de ERC, Oriol Junqueras asiste, gracias a un permiso penitenciario a la segunda jornada del debate de investidura en el Parlamento catalán
El presidente de ERC, Oriol Junqueras asiste, gracias a un permiso penitenciario a la segunda jornada del debate de investidura en el Parlamento catalán Alberto Estévez | EFE

La CUP advierte a los republicanos de que «la vía del diálogo con el Estado en el contexto actual no tiene recorrido»

09 jun 2021 . Actualizado a las 08:41 h.

El paso dado por Oriol Junqueras ha reabierto la división en las filas independentistas. Tanto JxCat, socio de ERC en el Gobierno de coalición en Cataluña, como la CUP, cuyos votos son imprescindibles para la mayoría, rechazaron de plano el abandono de la vía unilateral y no asumieron los postulados de Junqueras. La portavoz de JxCat en el Congreso, Miriam Nogueras, advirtió a ERC de que el pacto de gobierno suscrito para la investidura de Pere Aragonès incluía «lealtad en el relato» y aclaró que su partido no descarta ninguna vía para lograr la independencia. La formación de Puigdemont exigió a su socio que aclare si ha habido algún cambio en su posición o si quiere hacer «algún matiz».

A su juicio, la del referendo pactado es «una vía muerta» porque el Gobierno se opone. «Decir lo contrario es generar unas expectativas inalcanzables», indicó. «Nosotros seguimos donde estábamos», señaló Noguera, que insistió en que la solución «pasa por la amnistía y el derecho a la autodeterminación, no por renunciar a nada». El expresidente catalán Joaquim Torra aclaró también en Twitter que él no renuncia, «ni renunciará nunca» al referendo ilegal del 1 de octubre.

Y tampoco la CUP renuncia a la unilateralidad. Aunque respeta la opinión del líder de ERC, «no la comparte», señaló la diputada de la formación antisistema Laia Estrada. La CUP no cree ni siquiera en la mesa de diálogo porque no considera que el PSOE sea un partido dispuesto a negociar con Cataluña cuestiones como la amnistía y la autodeterminación, por lo que «la vía del diálogo con el Estado en el contexto actual no tiene recorrido, desgraciadamente». Pese a todo, la CUP mantendrá su compromiso de garantizar la estabilidad el Gobierno de Aragonés durante dos años, antes de exigirle que se someta a una cuestión de confianza.

Pero incluso dentro de ERC hay distintas interpretaciones. Su portavoz, Marta Vilalta, quiso rebajar ayer el grado de euforia con el que el Gobierno acogió la carta del líder republicano y negó incluso que haya renunciado a la unilateralidad. «Junqueras pone la vía del diálogo y el pacto. Me gustaría saber dónde dice que renuncia a ninguna vía democrática que lleve al objetivo de la independencia», señaló Vilalta, que aclaró que el acuerdo firmado con la CUP «es válido y no lo puede cambiar ningún artículo de opinión».