Los indultos a los presos del «procés» dan un vuelco al tablero político catalán

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

Pere Aragonès y el líder de ERC, Oriol Junqueras, en el Parlamento catalán tras ser investido presidente de la Generalitat el primero
Pere Aragonès y el líder de ERC, Oriol Junqueras, en el Parlamento catalán tras ser investido presidente de la Generalitat el primero NACHO DOCE | REUTERS

El constitucionalismo y el independentismo se dividen por la medida de gracia a los políticos soberanistas condenados

06 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Desde el día de su investidura como presidente de la Generalitat hace dos semanas, Pere Aragonès habla con insistencia de «sacudir» la política en Cataluña durante esta legislatura para abrir una nueva etapa que supere la crisis causada por la pandemia y aborde la resolución del conflicto catalán. Le quedan cuatro años para comprobar sus resultados. Los indultos, en cambio, sin que se sepa cuál será la resolución definitiva del Gobierno, ya han logrado dar un vuelco al tablero político catalán.

Hasta el punto que dos organizaciones antagónicas durante el procés como la independentista ANC y la constitucionalista Sociedad Civil Catalana (SCC) exhiben posturas coincidentes. Esgrimen razones diferentes, pero ambas entidades se han posicionado en contra de las medidas de gracia a los presos del procés, insinuadas por el Ejecutivo central. «La impunidad no es la solución, no se dan las condiciones para su concesión», señala el presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa. Elisenda Paluzie, de la ANC, rechaza los indultos porque a su juicio pueden ser una decisión política «inteligente» del Gobierno central contra el independentismo, pues podrían desarmar al movimiento soberanista y causarle efectos «nefastos» en la batalla internacional por sumar complicidades.

En el Parlamento catalán, esta sacudida se hace evidente. La foto fija de la Cámara catalana que ha visualizado la división en dos mitades de la sociedad durante los años del desafío independentista se ha movido. En el debate sobre las medidas de gracia, la Cámara catalana ya no está partida en dos mitades como hasta ahora. En relación a los indultos, están a favor los partidos catalanistas (PSC, ERC, Junts, comunes y CUP), que suman el 85 % de los escaños, y en contra están Vox, Ciudadanos y el PP.