El PSOE pasa a la ofensiva contra el PP para justificar la concesión de indultos

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, este jueves, durante una comparecencia en Huelva.
La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, este jueves, durante una comparecencia en Huelva. JULIÓN PÉREZ

Difunde un argumentario a sus dirigentes para frenar las críticas internas

04 jun 2021 . Actualizado a las 09:13 h.

El Gobierno y el PSOE han decidido pasar a la ofensiva contra el PP en la cuestión de los indultos a los presos del procés, culpando a los populares de un desafío independentista que se ven obligados a solucionar. La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, defendió que la posición de Pedro Sánchez trata de «construir los puentes» con Cataluña que «se dinamitaron» durante el mandato de Mariano Rajoy. Según indicó, hay que ser «hábiles» para conseguir construir esos puentes y «propiciar reencuentros entre catalanes y de los catalanes con el resto de españoles». La intención es revertir las críticas internas entre los propios socialistas y crear un clima de opinión en la izquierda favorable a la concesión de los indultos antes de tomar la decisión.

El PSOE ha difundido incluso entre sus dirigentes y cargos públicos un argumentario en el que se recogen los motivos para apoyar el indulto. Entre ellos, que se trata de «lo mejor para España» y que defienden «el interés general». «La concordia, el diálogo, el entendimiento y el encuentro guiarán esta decisión», se dice en ese texto, que pone el acento en que la intención es «normalizar la convivencia entre Cataluña y el resto de España, recuperando el diálogo». Algo que se traduce en que «el independentismo pierda fuerza».

Y, respecto al informe del Tribunal Supremo, contrario a los indultos, se apunta que se trata de un «problema de naturaleza política» y que a ese «conflicto» no se le pueden dar «soluciones penales». Se recuerda además que la decisión es apoyada por «la mayoría absoluta de los partidos con representación en el Congreso de los Diputados».

 «Responsabilidad» del PP

Para presionar al PP, el argumento debe ser el de que «la situación en Cataluña se degradó notablemente» con los Gobiernos de los populares y recordar que «a quien le hicieron el 1 de octubre y una declaración unilateral de independencia fue a un Gobierno de Rajoy en el 2017». El PP «también tiene responsabilidad en lo que ocurrió y debe ser parte de la solución», se señala.

Fiel a ese argumentario, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró que los indultos se resolverán «en términos de convivencia y de concordia» porque «se va a establecer qué es lo que es mejor para buscar esa convivencia y concordia» pensando «mucho más en la sociedad catalana y en el conjunto de la sociedad española que en los propios afectados».

El diputado del PSOE por Vizcaya y exlendakari Patxi López afirmó también que la «inmensa mayoría» del PSOE sabe que los indultos «tienen el objetivo de rebajar la tensión en Cataluña y en la sociedad catalana, abrir un espacio para el diálogo y empezar a normalizar la vida del Gobierno catalán y de los catalanes». Dio por ello la «bienvenida» a los indultos si sirven para «rebajar esa tensión». Y, respecto a las críticas del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, señaló que se deben a que está pensando «en su electorado», pero le pidió que «piense cuál es la alternativa».

Feijoo rechaza el indulto a los presos del «procés» y González precisa que él no se opone, sino que no ve las condiciones

G.Bareño

«No se da ninguna condición». El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, expresó de esta manera su rechazo a la concesión de los indultos a los presos del procés. En una conversación con el expresidente Felipe González en un podcast, el líder gallego cuestionó el argumento esgrimido por el exjefe del Ejecutivo socialista para rechazar la medida de gracia. «No es que en este momento no se den las condiciones», señaló Feijoo, sino que «no hay ninguna condición» porque los independentistas condenados y los miembros del Gobierno catalán «no tienen ningún interés en hablar» ni en «plantear las cosas con normalidad».

 «Ibarretxe se volvió a Euskadi»

Recordó en este sentido las palabras del nuevo presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, que dijo que «esta será la legislatura de la independencia». Comparó este caso con el «plan Ibarretxe». Cuando el exlendakari propuso en el Congreso un País Vasco como Estado libre asociado a España, el PP «apoyó incondicionalmente al PSOE». «Y este señor cogió su plan y se volvió a Euskadi», señaló. «¿Dónde está ese PSOE que ante un plan Ibarretxe les dicen que no y punto?», se preguntó. González no compartió las tesis de Feijoo e incluso matizó sus anteriores declaraciones. «Yo no he dicho que no [a los indultos], he dicho que no se dan las condiciones», precisó. Algo que, según aseguró, es «bastante diferente» porque él no tiene «ningún espíritu vengativo».