El Gobierno confía en llegar a la normalidad con Marruecos en  días

Mercedes Lodeiro REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

La ministra portavoz María Jesús Montero, este jueves en Huelva
La ministra portavoz María Jesús Montero, este jueves en Huelva Julián Pérez | EFE

Montero y Marlaska bajan el tono y apelan a la diplomacia para recuperar la relación

04 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Gobierno español intenta amainar el temporal político que procedente de Marruecos atravesó el país y puso rumbo a Bruselas. La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y su compañero de Interior, Fernando Grande-Marlaska, bajaron ayer el tono y se dedicaron a destacar que ambos países se necesitan y tienen que reconducir la situación para volver a la normalidad en días.

Montero apeló al entendimiento con Marruecos para que las relaciones se recuperen y puedan regresar a su país las 12.600 marroquíes que acaban estos días su trabajo en la agricultura en Huelva. Tras incidir en que ningún país puede «condicionar» la política exterior de España, destacar que la normalidad fue alterada por el asalto de 10.000 personas a la frontera en Ceuta y de que España es el principal valedor de Marruecos en la UE, Montero expuso que el Ejecutivo aboga por «volver cuanto antes a la normalidad» y dejar a la «alta diplomacia» hacer su trabajo desde la discreción. Además, resaltó que la presión fronteriza ha disminuido.

Desde Cádiz, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, destacó solo aspectos positivos de la relación con Rabat. La colaboración policial es «firme» para hacer frente a la amenaza yihadista y el narcotráfico, y «los acuerdos en materia de pesca se cumplen», dijo antes de puntualizar que lo ocurrido en la frontera de Ceuta fueron «unos hechos muy graves», en referencia a la llegada masiva de inmigrantes, pero después argumentó que ahora «tiene que trabajar la diplomacia».