Jaume Giró, el responsable de las cuentas de la Generalitat es el hombre Ibex del que recela la CUP

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

Jaume Giró,  consejero de Economía de la Generalitat
Jaume Giró, consejero de Economía de la Generalitat Quique Garcia | EFE

El nuevo consejero de Economía catalán rompió con La Caixa cuando esta sacó su sede de Cataluña

26 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Junts ha pasado de amagar con situar como consejero de Economía a Joan Canadell, expresidente de la Cámara de Comercio de Barcelona y dirigente del ala más radical del independentismo que llamó al boicot a las empresas del Ibex, a designar a Jaume Giró, que si por algo se caracteriza es por haber sido alto ejecutivo de algunas de esas compañías, como Gas Natural, Repsol y La Caixa. La boda de su hija reunió a lo más granado del mundo empresarial de Madrid y Barcelona. Y una de las fotos, en la que aparecen Florentino Pérez, José Luis Rodríguez Zapatero, Artur Mas o Pere Aragonès, fue gasolina para la CUP y los comunes para desacreditar su nombramiento.

Dos años después, Aragonès y Giró, amigos confesos, vuelven a coincidir, pero en el Gobierno catalán. Con su elección, Junts busca disputar a ERC la bandera de la gestión. Ha pisado algunos de los despachos de más relevancia en España y está llamado a tender puentes entre el mundo empresarial madrileño y catalán. 

Caixabank y Repsol

Periodista de formación y forjado como director de comunicación de grandes firmas, tendrá en sus manos la elaboración de los presupuestos del Gobierno catalán, que rondan los 40.000 millones. Hace meses que Giró buscaba un cargo de relumbrón tras dejar la dirección de la Fundación La Caixa por su distanciamiento con Isidre Fainé, expresidente de CaixaBank. Un divorcio motivado por la oposición de Giró a que el banco trasladara su sede fuera de Cataluña tras el referendo de octubre del 2017. Antes ya había ocupado puestos relevantes en Catalana de Gas, Gas Natural y en Repsol. 

Las cuentas del Barça

Giró lanzó una empresa de consultoría de comunicación, un diario digital y se preparó para volar en solitario. Su primera apuesta fue la vicepresidencia económica del Barça junto a Joan Laporta. Sanear las cuentas del club era una patata tan caliente como gestionar las maltrechas finanzas de la Generalitat. Laporta ganó y Giró apareció a su lado la noche electoral. Pero se apeó del barco. No lo vio claro.

Esquerra sitúa a Giró en el ala derecha y ve detrás de él la mano de David Madí, el eterno fontanero entre bambalinas de la vieja Convergència. Es próximo a Puigdemont y a Jordi Sànchez. El choque ideológico está servido en el Govern. Y no solo en el Ejecutivo. Tendrá que negociar con la CUP y los comunes medidas sociales y económicas.