Galicia y Madrid serán las comunidades que acogerán a más menores no acompañados de Ceuta

G. Bareño / J. Capeáns MADRID / SANTIAGO / LA VOZ

ESPAÑA

BRAIS LORENZO

Marruecos acuerda con el Gobierno español recibir a todos los migrantes adultos que entraron ilegalmente a un ritmo de 40 cada dos horas

30 jun 2021 . Actualizado a las 10:36 h.

Galicia y Madrid serán las dos comunidades que más menores no acompañados acogerán de entre los que se encontraban ya en Ceuta antes de que se originase la última crisis provocada por Marruecos, que ha supuesto la llegada a territorio español de más de 8.500 personas, entre ellas al menos 1.500 niños. El Gobierno ha propuesto trasladar un cupo de 200 menores a la Península. Y ha establecido que Galicia y Madrid reciban a 20 de ellos cada una. Las dos, y también Castilla y León, la tercera a la que más se asignan (18), confirmaron ayer su disposición a aceptar ese acuerdo, que implica que territorios como Andalucía o Cataluña, que triplica en población a Galicia, reciban 13 y 15 menores, respectivamente.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, explicó que Galicia acepta la cuota asignada porque se trata de una cuestión «humanitaria». «Somos un pueblo solidario que ha tenido que emigrar, y hablamos de menores. Por razones de justicia social, estamos a favor de acogerlos», sostuvo. Pero la aceptación no está exenta de crítica al Ejecutivo de Sánchez, ya que Feijoo no se mostró muy satisfecho con el reparto, porque Galicia recibirá al mismo número de menores que Madrid, cuando triplica su población. «Una cosa es discrepar y otra la unidad», afirmó el dirigente gallego, que aprovechó la coyuntura para cuestionar la gestión española de la crisis y los «efectos llamada» de los últimos años, que atribuyó al actual Gobierno. A su juicio, esas situaciones «y una política de inmigración con muchos interrogantes» es lo que está generando la llegada de menores africanos a territorio español.

Madrid no acogió de buen grado la cuota asignada. Su consejero en funciones de Sanidad y Políticas Sociales, Enrique Ruiz Escudero, consideró «sorprendente» que el miércoles se convocara «con carácter de urgencia» una reunión para abordar la cuestión. Criticó además que el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, que ahora dirige Ione Belarra, siempre que tiene un problema lo traslade lo «traslada» a las comunidades sin aclarar la financiación que se recibirá para abordar esa crisis.