Las claves del pacto: negociación y confrontación con Sánchez, internacionalización, referendo y sin tutela de Waterloo

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

19 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El futuro Gobierno catalán, liderado por Pere Aragonès junto a Junts per Catalunya, insiste en mantener vivo el procés. Introduce algunos conceptos como «confrontación» o «embate democrático», que insinúa que ERC y Junts podrían optar por la senda unilateral, pero esta vía no aparece mencionada de manera explícita en el acuerdo que Pere Aragonès y Jordi Sànchez acabaron de pulir el pasado fin de semana. 

Diálogo y referendo pactado. El Ejecutivo de Aragonès se conjura para avanzar hacia la independencia, pero el documento es ambiguo. Ambas formaciones apuestan por un «proceso de negociación» durante dos años y un referendo de autodeterminación acordado con el Estado. Junts recela de la mesa de diálogo y así queda recogido en el documento. Los miembros de la delegación catalana en la mesa serán elegidos por consenso en el Gobierno autonómico. 

Vía unilateral. En paralelo a la mesa de diálogo, y si esta encalla y el Gobierno no da una respuesta sobre la autodeterminación y la amnistía, los independentistas amagan con celebrar un nuevo referendo. Es, según su lenguaje, una manera de incluir la vía unilateral en el pacto, pero sin llegar a citarlo.