El abrazo entre Cristina Cifuentes y Manuela Carmena protagoniza el acto institucional de San Isidro

LA VOZ REDACCIÓN / AGENCIAS

ESPAÑA

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, junto a Manuela Carmena y otros premiados por el Ayuntamiento
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, junto a Manuela Carmena y otros premiados por el Ayuntamiento I.Infantes

La exalcaldesa de Ahora Madrid pide al patrón de la ciudad «un milagro civil» para reconducir la bronca política

15 may 2021 . Actualizado a las 15:30 h.

 El acto del Ayuntamiento de Madrid por la fiesta patronal de San Isidro ha servido para aparcar la polémica de los últimos días por los galardonados con las medallas de la ciudad, ya que tanto el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, como las exalcaldesas, Ana Botella y Manuela Carmena, han aprovechado la ocasión para transmitir un mensaje de concordia.

Los días previos a San Isidro habían estado marcados por el rechazo del PSOE a condecorar a Botella, la abstención de Vox a hacerlo con Carmena -a quien de hecho no han aplaudido en el acto- y la crítica de los socialistas a la concesión de la Medalla de Oro al escritor Andrés Trapiello por considerarlo revisionista, postura de la que se han retractado.

Pero finalmente ha prevalecido la armonía y el palacio de Cibeles ha albergado un acto donde los intervinientes se han alejado de la confrontación política para reivindicar que, sobre todo en mitad de una pandemia, «juntos somos más fuertes», según ha dicho el alcalde.

Almeida ha llamado a construir «desde la concordia y desde la convivencia» un futuro «donde quepamos todos», y ha hecho suyo el lema del patrón de la capital para animar a seguir «labrando» y «cultivando» para luego poder «recoger» frutos cuando se supere la pandemia.

El actual regidor no ha escatimado elogios hacia sus dos predecesoras premiadas con la Medalla de Honor de Madrid, que a su vez han evitado mencionar a los partidos que se opusieron a que fueran reconocidas.

Botella (PP, 2011-2015) ha dicho que Madrid «quiere ser una ciudad abierta, libre, en una España unidad, en la que nadie levante muros para dividir» y ha destacado la lección de la «generación de españoles que dedicó sus mejores esfuerzos a la convivencia» y la «concordia».

Por su parte, Carmena (Ahora Madrid, 2015-2019) ha pedido al patrón de la capital «un milagro», recuperar «un debate político distinto» al actual, que se aleje de «la broma, la injuria y la descalificación», y con el que se avance hacia «la escucha de los otros: una obligación esencial que rige la democracia».

El escritor Andrés Trapiello, receptor de una de las cuatro Medallas de Oro que se han entregado este sábado, tampoco ha aludido a las críticas en su contra vertidas desde el PSOE, que en el pleno donde se aprobaron estos galardones reprochó que se premiase «el revisionismo de la historia que representa».