Un tripartito de izquierdas, el Ejecutivo preferido de los catalanes, según el CIS

Mercedes Lodeiro REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Salvador Illa, candidato a la Generalitat por el PSC
Salvador Illa, candidato a la Generalitat por el PSC PSC

14 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Un 31,2 % de los catalanes prefieren un Gobierno de izquierdas en la Generalitat formado por PSC, ERC y los comunes frente a un 23,2 % que se pronuncian a favor de un Ejecutivo independentista integrado por ERC, JxCat y la CUP, según el estudio poselectoral realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas tras los comicios catalanes del 14 de febrero basado en 4.300 entrevistas efectuadas entre el 26 de marzo y el 1 de mayo.

El primer modelo de Gobierno es prácticamente imposible que se produzca dado el cordón sanitario al PSC acordado por los independentistas durante la campaña electoral. Y como Salvador Illa ganó las elecciones con 32 escaños, los mismos que ERC, tiene a su vez problemas para lograr apoyos suficientes para poder ser investido presidente.

En cuanto a qué Gobierno se formará finalmente, un 50,7 % de los encuestados creen que será uno entre ERC, JxCat y la CUP., frente a un 9,2 % que apuestan por uno de socialistas, republicanos y comunes.

El tripartito de izquierdas cuenta con el apoyo de más de la mitad de los votantes del PSC, un 52 %, un 77,5 % de los simpatizantes de En Comú Podem y un 25,5 % de los de Esquerra. Ahora bien, la mayoría de los republicanos, un 51 %, defienden un acuerdo entre las fuerzas independentistas. Esa alianza es la primera opción para un 77 % de los votantes de Junts, y un 60 % de los de la CUP.

El avance del estudio del CIS también concluye que un 54,4 % de los entrevistados son partidarios de un Estado con comunidades con mayor autonomía que en la actualidad, como la que tienen ahora, con menor o sin autonomías, frente a un 36,7 % que defienden un Estado en el que se reconociese a las comunidades la posibilidad de convertirse en Estados independientes.

El análisis también detecta que la mayor parte del electorado siguió la campaña para el 14F con poco (30,8 %) o ningún (22,3) interés.