La Justicia no investigará a los mandos superiores de la Policía Nacional por las cargas del 1-O

C. Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

Despliegue policial, el 1 de octubre del 2017, para impedir la votación del referendo ilegal en Cataluña
Despliegue policial, el 1 de octubre del 2017, para impedir la votación del referendo ilegal en Cataluña Jaume Sellart | EFE

Diferentes juzgados de Cataluña instruyen decenas de causas contra agentes por su actuación contra el referendo ilegal del 2017

11 may 2021 . Actualizado a las 18:11 h.

La Justicia no investigará a los jefes policiales que estaban al mando del operativo de la Policía Nacional durante la jornada del referendo ilegal celebrado en Cataluña el 1 de octubre del 2017. La Audiencia Provincial de Barcelona ha ratificado la decisión de un juzgado de instrucción, que rechazó un recurso de la Generalitat y de varias entidades soberanistas, que pedían la imputación del jefe superior de la Policía Nacional en Cataluña, el jefe de la Brigada Provincial de Información, el comisario de la Unidad Central y el jefe de las Unidades de Intervención. Según los recurrentes, en todas las actuaciones de la Policía aquella jornada hubo personas lesionadas y un modus operandi similar por lo que, a su juicio, los máximos responsables dieron la «indicación ilegal de lesionar y de actuar sin proporcionalidad».

«Ningún dato»

La Audiencia Provincial admite que hubo «casos de extralimitación» de la fuerza por parte de agentes, de «uso de violencia innecesaria y desproporcionada», que deberá «valorarse» en cada caso. Señala que no se puede descartar una posible responsabilidad de algún jefe de grupo, pero concluye que no hay «ningún dato» que permita sustentar, ni siquiera indiciariamente, que los mandos superiores «dieran instrucciones generales de cargar con contundencia o de utilizar más fuerza que la mínima indispensable para ejercer su función». «No tiene sentido la imputación con carácter general de todos los jefes», señalan los magistrados.

En la misma línea, la Fiscalía considera que, tras más tres años de investigación, «no hay indicios de que los responsables del operativo policial impartieran órdenes ilegales».

Decenas de causas

El Ministerio del Interior movilizó aquel día a 6.500 agentes de la Policía para tratar de impedir —sin éxito— la votación de la consulta ilegal. La jornada se saldó con cerca de mil heridos, la mayor parte leves. Diferentes juzgados de Cataluña instruyen decenas de causas contra agentes por las cargas del 1-O.