Junts enmienda su oferta de apoyar un Gobierno de ERC en solitario

Mercedes Lodeiro REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Jordi Sànchez, secretario general de Junts per Catalunya
Jordi Sànchez, secretario general de Junts per Catalunya Andreu Dalmau | EFE

Los comunes celebra que los republicanos se «emancipen» de los de Puigdemont tras años «jugando a Pimpinela»

10 may 2021 . Actualizado a las 08:27 h.

El candidato de ERC a la Generalitat, Pere Aragonès, tiene cada vez más difícil llegar a ocupar el despacho de presidente del Gobierno catalán. Después de anunciar el sábado que, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con JxCat estaba dispuesto a formar un Gobierno en solitario, ayer se le complicó. La oferta del secretario general de Junts, Jordi Sànchez, de prestarle cuatro diputados para ser investido no agradó en su partido. Se trataba de que con los 33 parlamentarios de ERC, 9 de la CUP, 8 de En Comú y cuatro de JxCat, Aragonès fuera investido con 54 apoyos, frente a los restantes 28 de JxCat que se abstendrían y los noes del PSC (33), Vox (11), Cs (6) y PP (3), que suman 53.

Pero Junts volvió a dar otra vuelta a la tuerca. Tras una reunión de la cúpula del partido con el grupo parlamentario, insistió en que la opción mayoritaria es la de buscar un acuerdo para un Gobierno de coalición y evitar unas elecciones anticipadas. Y mayoritaria también fue la posición de rechazo a la cesión de los citados 4 apoyos parlamentarios.