El Tribunal Europeo admite a trámite la cuestión previa de Llarena sobre la euroorden contra Puigdemont

Redacción, La Voz

ESPAÑA

Puigdemont tras su intervención en el Parlamento catalán el día que proclamó la independencia
Puigdemont tras su intervención en el Parlamento catalán el día que proclamó la independencia ALBERT GEA | Reuters

05 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha admitido a trámite la cuestión prejudicial planteada por el magistrado del Tribunal Supremo (TS) Pablo Llarena para que determine el alcance de las euroórdenes dictadas contra el ex presidente catalán Carles Puigdemont y los ex consejeros Antoni Comín, Clara Ponsatí y Lluis Puig por su rol en el procés, según informa Europa Press. No obstante, el TJUE ha rechazado el procedimiento acelerado, de modo que se tramitará por la vía ordinaria.

Llarena acudió al TJUE, con el respaldo de la Fiscalía, para que determine las razones por las que se puede emitir y, sobre todo, rechazar una orden de detención y entrega europea (OED), reaccionando así a la decisión del Tribunal de Apelaciones de Bruselas de no enviar a Puig a España.

Llarena pretende que el TJUE arroje luz sobre la decisión marco que regula las euroórdenes para que «pueda adoptar una decisión concreta en torno a mantener, retirar o emitir nuevas ODEs respecto a los procesados en esta causa». De esta forma, busca reactivar un caso que «se encuentra hoy plenamente paralizado» por la situación de rebeldía de los investigados y por el hecho de que un Estado miembro ya ha denegado la primera de las euroórdenes dictadas en esta causa.

El expresidente catalán huido de la Justicia, Carles Puigdemont, ayer en el Parlamento Europeo

La Eurocámara empuja a Puigdemont a juicio

Salvador Arroyo

Lo probable se ha convertido en definitivo. Pasadas las nueve de la mañana de ayer, el Parlamento Europeo notificó con carácter oficial que retira la inmunidad al expresidente catalán Carles Puigdemont y a los exconsejeros Toni Comín y Clara Ponsatí, atendiendo así al suplicatorio que el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena solicitó al legislativo comunitario hace catorce meses. En el caso de Puigdemont, ha perdido la condición por 400 votos a favor frente a 248 en contra y 45 abstenciones. En los casos de Comín y Ponsatí, las diferencias en los votos fueron igualmente abultadas: 404, 247 y 42.

Seguir leyendo