Vox ofrece su apoyo para investir a Ayuso sin contrapartidas a cambio

Monasterio celebró junto a Abascal su papel decisivo para frenar a la izquierda en Madrid


Redacción

Al mismo tiempo que Isabel Díaz Ayuso hacía sus primeras declaraciones junto a Pablo Casado para celebrar sus apabullantes resultados, Rocío Monasterio comenzaba a destaparle sus cartas flanqueada por Santiago Abascal. «Quiero felicitar a Ayuso, y en los próximos días facilitaremos la investidura. No tiene que haber ninguna duda en esto. Tendrá que elegir entre Vox y una abstención del PSOE», aseguró la candidata de la formación verde, antes de añadir que «lo más importante de todo es que hemos cumplido con frenar a la izquierda, con el gran fracaso del PSOE de Sánchez y de la izquierda, que no ha entrado en Madrid. Lo hemos conseguido y por eso estamos satisfechos».

Monasterio destacó especialmente el carácter decisivo del apoyo de Vox para posibilitar el gobierno de los populares. «Vox es decisivo, hacen falta nuestros votos para que no entre la izquierda en Madrid y para hacer políticas de prosperidad, de libertad, de seguridad y de protección de la familia, que es lo que defendemos. Durante estos dos años serán decisivos nuestros votos para absolutamente todo», declaró antes de darle la palabra a Abascal, que ya anunció que Vox votará a favor de la investidura de Díaz Ayuso sin ninguna exigencia a cambio, e indicó que a partir de ahí será ella quien deba decidir si quiere gobernar buscando la abstención de la izquierda o la de su partido.

El líder de Vox lanzó su mensaje a todo el país. «Hoy asistimos a una gran noticia para España. Con una participación masiva del 80 %, el pueblo de Madrid ha derrotado sin paliativos al frente popular, socialista y comunista que ha pactado con todos los enemigos de España, del orden constitucional y de la libertad», señaló para, acto seguido, atacar a Pablo Iglesias como candidato de Unidas Podemos: «El vicepresidente de Sánchez ha quedado en último lugar en estas elecciones en las que ha protagonizado la violencia y la incitación al odio. Asistimos también a un fracaso personalísimo de Pedro Sánchez y del PSOE, que se ha visto devorado por el extremismo».

La idea era extrapolar los datos alcanzados en Madrid a un posible escenario político a nivel nacional. «Damos por buenos los resultados de Vox en estas elecciones. Son buenos para Vox, pero excelentes para España», zanjó Abascal, no sin recalcar la tensión que sobrevoló toda la carrera electoral: «Hemos hecho la campaña con mayor movilización que ningún partido ha podido demostrar en estas circunstancias, en un contexto de censura. Se ha intentado acallar a Vox, en un contexto de demonización por parte de la mayoría de los medios de comunicación y en un contexto de violencia, a la que se ha incitado desde el Gobierno», apuntó.

El líder de Vox volvió de nuevo a Iglesias en su discurso para acusarlo de haberse convertido «en vulgar contratista de matones», antes de anunciar el que entiende que es un cambio de ciclo para el futuro próximo de la política española. «Somos un partido consolidado en toda la nación y nuestra aspiración es llegar a ser la primera fuerza política del país», insistió.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Vox ofrece su apoyo para investir a Ayuso sin contrapartidas a cambio