Los presos del «procés» confían en ganar la batalla judicial en el Tribunal Europeo de Estrasburgo

Cristian Reino BARCELONA | COLPISA

ESPAÑA

Rull, Turull y Sánchez, en el banquillo del Tribunal Supremo en el 2019
Rull, Turull y Sánchez, en el banquillo del Tribunal Supremo en el 2019

El exconsejero de la Presidencia de la Generalitat Jordi Turull insta al Gobierno a que mueva ficha con los indultos

30 abr 2021 . Actualizado a las 19:23 h.

El exconsejero de la Presidencia de la Generalitat Jordi Turull anunció este viernes su intención de recurrir ante la Justicia europea la condena de 12 años de prisión que le impuso el Tribunal Supremo por los delitos de sedición y malversación por su participación en los hechos del 1-O. Turull compareció junto a su abogado, Jordi Pina, para confirmar que en una semana o dos presentará un recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

«Empezamos el camino para buscar la Justicia en mayúsculas», aseguró el exconsejero, que cumple su pena de cárcel en la prisión de Lledoners. «Estamos esperanzados, vamos a por todas, ganaremos», exclamó.

Su abogado cree que el voto particular de dos de los nueve magistrados del Constitucional, que se opusieron a suscribir la sentencia del tribunal de garantías que avala el fallo del Supremo sobre el procés, da «alas» a los presos secesionistas para «tener éxito en Europa». Pina considera que los votos particulares de los magistrados Juan Antonio Xiol y María Luisa Balaguer avalan sus tesis, que se basan en que no hubo delito de sedición y que las sentencias del Supremo vulneraron derechos y libertades fundamentales. Los argumentos que esgrimen los dos magistrados servirán, según Pina, para sus recursos ante la Justicia europea. Jordi Turull será el primer preso del procés que acuda a los tribunales europeos, tras agotar todas las vías judiciales en España.

Una «pena desproporcionada»

Según Xiol y Balaguer, el Tribunal Constitucional debería haber estimado el recurso de amparo presentado por Turull, el primero que lo ha hecho, por vulneración del derecho a la legalidad sancionadora, en relación con los derechos a la libertad personal, a la libertad ideológica y de reunión y por haber impuesto al dirigente secesionista una «pena desproporcionada».

A partir de los votos particulares de los magistrados del Constitucional, Turull ha presionado al Gobierno para que mueva ficha con los indultos, sin mencionar esta medida de gracia. Sus abogados entienden que los dos votos particulares de los magistrados del Constitucional dejan una pista de aterrizaje enorme al Gobierno para la reforma del delito de sedición.

A los fiscales, jueces y magistrados que llevan causas relacionadas con el 1-O les ha pedido que estudien los dos votos particulares «y decidan si quieren seguir siendo cómplices de una cúpula judicial que antepone la unidad de España a cambio de trinchar derechos y libertades».