Encuentran restos de sangre en el barco del padre desaparecido en Tenerife junto a sus dos hijas

El hombre se llevó a las menores sin permiso materno en una embarcación que fue localizada vacía en alta mar. Agentes que estuvieron en los casos de Diana Quer y Asunta Basterra se incorporan a la investigación


Redacción

La Guardia Civil halló este viernes restos de sangre en el barco de Tomás Gimeno, desaparecido junto a sus dos hijas de uno y seis años desde la noche del martes. La embarcación permanece atracada en el Puerto Deportivo de Marina Tenerife desde que fue encontrada vacía y a la deriva frente al Puertito de Güímar y donde agentes de la Guardia Civil están buscando cualquier pista que ayude a la investigación.

Según han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso por el momento se desconoce si los restos de sangre son del padre, alguna de las dos niñas u otra persona. Este hallazgo se suma a la aparición de una silla infantil flotando en el mar y que la Guardia Civil ya confirmó que pertenece a la familia de las niñas desaparecidas.

Durante todo la jornada del viernes se está desplegando un amplio dispositivo de búsqueda por tierra, mar y aire que fue desde la Punta de Anaga hasta el Puertito de Güímar, y que también se extendió a la zona sureste de la isla. Asimismo, agentes de la Benemérita registraron la vivienda de Tomás Gimeno, en busca de más pistas que puedan estar relacionadas con la desaparición. A todos estos trabajos se incorporaron agentes de la unidad central operativa (UCO) de la Guardia Civil, especializada en los casos más complicados, ya que intervino en las desapariciones de Diana Quer, Asunta Basterra o Gabriel Cruz.

Sobre el padre de las menores, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar incoó diligencias previas por la presunta comisión de un delito de secuestro, declarando además la investigación bajo secreto de sumario. Desde este juzgado se envió un requerimiento a varios bancos para que comprueben si Tomás Antonio G.C. pudo realizar algún movimiento antes de que se les perdiera el rastro, informaron a Efe fuentes de la investigación. 

Tomás Gimeno y sus hijas Anna y Olivia, de 1 y 6 años
Tomás Gimeno y sus hijas Anna y Olivia, de 1 y 6 años

La madre de las niñas a las que se busca en Tenerife desde este miércoles denunció ante la Guardia Civil que su expareja la llamó para decirle que no iba a verlas más, ni a él tampoco, según fuentes de la investigación. El padre de las menores se las llevó a las 17 horas del pasado martes y tendría que haberlas devuelto ese mismo día a las 21. Posteriormente, según las mismas fuentes, la mujer, Beatriz Z., recibió la llamada de su expareja, Tomás Antonio G.C., y puso la denuncia por la desaparición.

El caso se ha catalogado, desde que se tuvo conocimiento, como una desaparición de alto riesgo y, en este momento, se investiga como un potencial secuestro parental, sin descartar otras hipótesis. La mujer ya se había quejado en diciembre ante la Guardia Civil de que su expareja la había amenazado verbalmente, pero no quiso presentar denuncia. No obstante, los agentes realizaron un seguimiento de oficio y, en marzo, volvieron a preguntarle. La mujer dijo entonces que el episodio de las amenazas de diciembre no se había repetido, han precisado las fuentes.

Salió en tres ocasiones del puerto

Las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del Puerto Deportivo Marina Tenerife revelaron que Tomás Gimeno zarpó la medianoche del jueves a bordo de su barco, el cual apareció vacío y a la deriva frente al Puertito de Güímar horas después. En declaraciones a Radio Club Tenerife, recogidas por Europa Press, el capitán del Puerto de Santa Cruz, Enrique Alonso, confirmó que el padre de las niñas, de 37 años, salió hasta en tres ocasiones de la instalación que abandonó definitivamente a las 00.30 horas. Según pudieron captar las cámaras, Tomás Gimeno llegó en su coche a las 21.30 horas, lo aparcó frente al pantalán y descargó una serie de bolsos; sin embargo, el guardián que hacía el turno de noche, que lo vio de frente, en ningún momento localizó a las niñas, ni las cámaras revelan si estaban con él. Tal y como relata Enrique Alonso, el padre de las pequeñas dio tres viajes con bolsos, maletas y ropa hacia su barco y sobre las 21.50 horas vuelve a salir del puerto deportivo y regresa sobre las 23.30 horas. Al parecer, necesitó comprar un cargador y salió a una gasolinera cercana, volviendo a entrar al muelle. A las 00.30 horas, Tomás Gimeno salió finalmente con la embarcación, de unos seis metros de eslora, la cual solo cuenta con un pequeño camarote.

Al parecer, el hombre debía haber entregado a sus hijas a la madre, de la que está separado, el pasado martes, lo que nunca hizo. Además, hoy se ha sabido que el hombre envió varios mensajes telefónicos a familiares y conocidos con despedidas. En algunos mensajes se refería al barco que fue localizado este miércoles vacío. Este dato ha sido avanzado por el programa de Ana Rosa Quintana. La preocupación entre los investigadores es máxima.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Encuentran restos de sangre en el barco del padre desaparecido en Tenerife junto a sus dos hijas