Ayuso pide serenidad tras aparecer otra carta amenazante contra Zapatero

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo BAreño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

 Una treintena de eurodiputados españoles de partidos de izquierda se concentraron este miércoles frente al Parlamento Europeo para condenar las amenazas de muerte recibidas en los últimos días por varios dirigentes políticos
Una treintena de eurodiputados españoles de partidos de izquierda se concentraron este miércoles frente al Parlamento Europeo para condenar las amenazas de muerte recibidas en los últimos días por varios dirigentes políticos CLARA GÁMEZ

La candidata del PP defiende a Vox frente a las «barbaridades» de Podemos

29 abr 2021 . Actualizado a las 09:39 h.

La campaña de las elecciones de Madrid enfila su recta final sin salir del ambiente enrarecido y crispado provocado por la proliferación de cartas amenazantes a varios dirigentes políticos. A las misivas con balas enviadas al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias; a la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso; al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska; a la directora de la Guardia Civil, María Gámez; y a la ministra de Industria, Reyes Maroto, se sumó ayer otra carta de amenaza al expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero con dos proyectiles. En esta ocasión, la misiva no tenía destinatario ni remitente y fue detectada por los escáneres de Correos en la oficina automatizada de Vallecas (Madrid). Además, a la Dirección General de la Guardia Civil llegó otra carta dirigida a Pablo Iglesias con cuatro balas.

Tanto el Gobierno como el PP instaron a acabar con esta espiral de amenazas, aunque siguieron culpándose de la crispación que genera. Díaz Ayuso insistió en la necesidad de no dar protagonismo a estas acciones. «Los sobres no sé si es cierto o no, lo que sí sé es que no voy a hablar de ellos. En el momento en el que dejemos de hacerlo desaparecerán», aseguró. La presidenta madrileña insistió en que prefiere trasladar «completa serenidad» y no darle «más eco a todo esto» porque se está creando un «efecto contagio» que no beneficia a nadie y no representa a la sociedad española. Insistió, sin embargo, en destacar la diferencia ente la actitud de los dirigentes de la izquierda amenazados y la que tuvieron los expresidentes del Gobierno Mariano Rajoy y José María Aznar cuando el primero recibió un puñetazo en plena campaña y trató «con serenidad este asunto», y el segundo sufrió un atentado y «lo primero que dijo fue serenidad».

 Ayuso carga contra Podemos

El día en el que los últimos sondeos apuntan a que, pese a su victoria rotunda, el PP necesitaría el apoyo de Vox, Ayuso afirmó que ella no es «equidistante» entre Podemos y el partido de Santiago Abascal porque «no ha visto en Vox las barbaridades que sí están cometiendo muchos líderes de Podemos». Frente al «cordón sanitario» a Vox que le exige la izquierda, Ayuso destacó que en la lista de Podemos hay «condenados por agresiones» como su portavoz en la Asamblea, Isa Serra, a la que ahora «han escondido como buena mujer de Podemos hasta que pasen las elecciones». «Creo que no podemos ser equidistantes con un partido que arremete contra las instituciones constantemente, contra la figura del rey y que ha bebido de las peores dictaduras», sostuvo la candidata del PP.