Te van a pasar tantas cosas, Beri

ESPAÑA

David Beriain durante un foro de periodismo organizado por la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre
David Beriain durante un foro de periodismo organizado por la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre GONZALO BARRAL

29 abr 2021 . Actualizado a las 10:41 h.

Te vas a casar con una chica venezolana. Muy simpática. Yo la voy a conocer en un encuentro rápido en Madrid. Resulta que no es aquella que te encomendó el Fari para que la llevaras a recorrer Coruña y que casi os cuesta la amistad. No vas a parar de viajar. Entrarás a un montón de despachos como el de Bieito con alguna idea extraordinaria, como esa de que La Voz te mande a Irak. De muchos saldrás con pasaje a una selva o a una mina, al recodo de un río enorme, a cualquier batalla fuera de foco por la que casi ningún medio quiera apostar. Te vamos a quedar pequeños. Te vas a ir y no te va a costar. La maleta ha pasado años a medio hacer desde que la abriste en la residencia de A Barcala, en la que alquilaste un cuarto al aterrizar. Estaba pensada para ancianos y ha acabado alojando a unos cuantos periodistas que aún no tienen piso en la ciudad. ¿Para qué vas a querer una dirección fija, si nunca estás? Y cuando estás, te levantas tarde y te vienes al polígono, a mirar de reojo la columna de breves mientras estudias mapas del próximo plan. A veces llegas a tiempo de almorzar en la cantina y Marta y Sueñito se enteran de cuántos días pasaste con los mismos calzoncillos en Afganistán. «Silbaban las balas, dice; este Beriain...». Vas a pasar todavía un tiempo meando piedras. Ya te lo advirtió la Pai: «¿Cómo quieres ponerte bien si casi no duermes y comes fatal?». La Pai, que va a acabar escribiendo de ti. Como Tomi, que entonces ya será director. Va a escribir de ti hasta la becaria, que se hará muy amiga tuya y se irá al Madrid de los Austrias a mejorar El País. Vas a salir hasta en la CNN. Vas a enseñar a cantidad de estudiantes a ser mejores periodistas; te van a admirar. Vas a volver de visita, sin tiempo para quedar. Vas a contarle cosas increíbles a miles de personas de todo el mundo. Te van a querer tanto. Te van a pasar tantas cosas, chaval.