«El fascismo forma parte del proyecto de Ayuso», afirma Iglesias

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

Pablo Iglesias e Isabel Díaz Ayuso durante unas jornadas sobre el tratamiento informativo de la discapacidad en octubre del 2020
Pablo Iglesias e Isabel Díaz Ayuso durante unas jornadas sobre el tratamiento informativo de la discapacidad en octubre del 2020

Ayuso reitera que no quiere socios pero recuerda que Sánchez decía que Vox tenía «más sentido de Estado que el PP»

26 abr 2021 . Actualizado a las 12:34 h.

La campaña en Madrid entra en su recta final, con los ánimos crispados y un permanente cruce de acusaciones entre los principales partidos que se juegan si la comunidad será gobernada por la derecha o la izquierda. Este lunes, el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha afirmado que el fascismo «forma parte del proyecto de Isabel Díaz Ayuso» y que a su juicio ella «parece más la candidata de la ultraderecha que Rocío Monasterio». En una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, Iglesias ha criticado al Partido Popular actual por «normalizar la corrupción y presumir de haberse comprado a diputados de Ciudadanos, de haberle puesto a (Fran Hervías) un despacho al lado de Teodoro García Egea o del desmantelamiento de lo público y su trasvase a manos privadas».

«Lo que llaman libertad es volver a los privilegios. Eso es el PP. Es algo en Ayuso evidente. Los datos en Madrid (del coronavirus) son tan escandalosos porque para ellos la pandemia es una oportunidad para hacer caer al gobierno del PSOE, para ellos es un dispositivo de resistencia a lo que votaron los españoles en las generales. Quieren seguir destruyendo lo público para convertir a Madrid en algo distinto a la democracia. El PP no se puede ir de rositas. Vox es una escisión del Partido Popular», ha recalcado.

El candidato de Unidas Podemos cree que el Partido Popular, «creado por siete ministros del franquismo, no es homologable» al resto de partidos de derecha europeo porque «han asumido que tienen que gobernar con Vox». «Eso es gravísimo y lo llevamos diciendo mucho tiempo. Ya dijimos en la moción de censura de Vox a Casado que llegaba demasiado tarde. El PP de Madrid es trumpista, asume la mentira como arma política», ha agregado.

El líder de Podemos ve difícil poder volver a sentarse en un debate con Vox porque «si una organización fascista te llama rata o asesino es difícil hablar de Sanidad». «Y el otro dice que todo esto va de comunismo se hace difícil hablar de reducir la ratio profesor-alumno. Si nosotros dejamos que los términos del debate los fije el trumpismo de Ayuso y Vox al final no hay debate. Si nos sentamos con ellos al final hablas del insulto, mentira, del siguiente bulo. Creo que hay proteger la democracia de la dinámica trumpista», considera.

«Yo estoy dispuesta a ir a todos los debates, el señor Bal también y a lo mejor Ayuso, también ¿Por qué no hacemos el debate entre los que a lo mejor sí quieren ir? Son los de la izquierda los que no quieren ir», señalaba Rocío Monasterio en una entrevista en TVE, donde señaló que Iglesias pretendía que Vox no estuviera en el debate de la Ser y que «amenazó» a los periodistas porque «no quería sentarse con nadie, según él, de la ultraderecha». Sobre las cartas amenazantes, Monasterio ha asegurado que Vox condena todas las «amenazas», y que ella animó a Iglesias a ir a la comisaría a denunciar y también le pidió que condenara las agresiones en Vallecas (donde Vox hizo un mitin que acabó con disturbios).

Por su parte, la candidata de Más Madrid a las elecciones autonómicas del 4 de mayo, Mónica García, ha acusado a la «política del odio de Vox» de haber «traspasado la línea roja de la democracia» al no haber condenado las amenazas de muerte recibidas por el aspirante de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. «En pandemia no deberíamos estar hablando de una formación que ofrece ese catálogo de xenofobia y odio» y que se cristalizó en el «esperpento» del debate fallido en la Cadena Ser, señaló García en Antena 3.

Ayuso cree que la izquierda «está pasando un mal momento»

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha rechazado hablar de Vox como socio preferente pero ha recordado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decía hace mes y medio «que Vox demostraba tener más sentido de Estado que el PP y ahora resulta que hay que aplicarle un cordón sanitario».

En un acto de campaña en Madrid, la dirigente madrileña ha sostenido que la izquierda en esta campaña electoral «lo está pasando muy mal» y «bizquea constantemente».

De hecho, ha incidido en que el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, es «el candidato desconocido», que dice «una cosa y la contraria». En este punto, ha hecho hincapié en que el socialista habla «de la moderación y la centralidad» pero a la vez «está excluyendo a partidos políticos».

Además, ha recordado que le ha escuchado también decir que hay que bajar impuestos y dejar abierta la hostelería, al igual que a la candidata de Más Madrid, Mónica García. A su parecer, la izquierda «está sufriendo constantemente porque no han encontrado el camino, no han encontrado el mensaje y los principios».

«Así francamente no se puede ir a las urnas. La gente no sabe que va a votar. No sabe si votando a Gabilondo va a acabar con Pablo Iglesias del que abjuraba hace unos días y luego en el debate le suplicaba», ha apuntado.

 Preguntada por si ella se hubiera levantado del debate de la Cadena Ser como hicieron los candidatos de izquierda al no condenar la candidata de Vox, Rocío Monasterio, las amenazas que recibió el líder de Podemos, Pablo Iglesias, Ayuso ha indicado que está yendo a todos los medios de comunicación pero lo que no hace es «participar en circos». «Como no he estado en ese circo tampoco tengo por qué manifestarme al respecto», ha declarado.

El candidato del PSOE al 4M, Ángel Gabilondo, en un mitin en Carabanchel

¿Puede ganar la izquierda en Madrid?

Enrique Clemente

Todas las encuestas indicaban que Isabel Díaz Ayuso iba a lograr una arrolladora victoria el 4M, que le permitiría gobernar con el apoyo de Vox. Era algo que se daba por hecho. Sin embargo, la aparición de tres nuevos elementos podría cambiar esa percepción. En primer lugar, la encuesta del CIS, que prevé un escenario igualado con ligera ventaja de la izquierda. En segundo, las cartas amenazando de muerte a uno de los candidatos, Pablo Iglesias, al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y a la directora de la Guardia Civil, María Gámez. Por último, el rifirrafe en el debate de la cadena Ser, en el que la candidata de Vox, Rocío Monasterio, puso en duda la veracidad de las amenazas, lo que hizo que Pablo Iglesias lo abandonara y luego lo secundaran el socialista Ángel Gabilondo y Mónica García, la candidata de Más Madrid. Los expertos consultados por La Voz analizan el nuevo escenario de cara al 4M

Seguir leyendo