Gabilondo plantea ahora el 4M como una batalla entre «fascismo o democracia»

M. A. Alfonso MADRID / COLPISA

ESPAÑA

El candidato socialista, Ángel Gabilondo, este sábado entre la portavoz del PSOE en el Congreso y el presentador de televisión Jorge Javier Vázquez
El candidato socialista, Ángel Gabilondo, este sábado entre la portavoz del PSOE en el Congreso y el presentador de televisión Jorge Javier Vázquez Marta Fernández Jara | EUROPA PRESS

La campaña entra en una fase marcada por una mayor crispación entre bloques

25 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La campaña electoral madrileña entró este sábado en una nueva fase marcada por la crispación entre los dos bloques principales. De un lado, PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos, han convertido la cita en un combate contra «la ultraderecha», que ven representada en Vox y su potencial socio de gobierno, el Partido Popular, sobre todo después de que la candidata de la formación que lidera Santiago Abascal, Rocío Monasterio, dudara sobre las amenazas de muerte recibidas por Pablo Iglesias y su familia. Un hecho que, creen, puede dar la vuelta a los sondeos que vaticinan una amplia victoria de Isabel Díaz Ayuso.

El cabeza de lista de los socialistas, Ángel Gabilondo, dio un giro a su eslogan de campaña, que ahora ha pasado a ser «no es solo Madrid, es la democracia». Este sábado, en un mitin en Vallecas, se mostró más combativo que de costumbre con sus rivales de la derecha. «Señora Ayuso, no es momento de ser frívolos, paren a su socio», exigió mientras planteaba los comicios como una lucha entre «fascismo o democracia», en contraposición al lema anunciado por la presidenta madrileña de «comunismo o libertad».

Gabilondo aseguró que la campaña electoral ha tomado un «nuevo rumbo» que va contra «el fascismo». En el escenario le arropaban el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez, que, al igual que Iglesias, también recibieron el jueves las misivas amenazantes que contenían balas de fusil.