La vicepresidenta valenciana niega trato de favor a su expareja en un caso de abuso de menores

Redacción LA VOZ

ESPAÑA

La vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, Mónica Oltra
La vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, Mónica Oltra Rober Solsona | EUROPA PRESS

Mónica Oltra asegura que se enteró de lo sucedido seis meses después y tras haberse cerrado la investigación interna sobre el educador

22 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, aseguró ayer que no hay nadie a quien provoquen «más repugnancia» que a ella los abusos cometidos por un educador, exmarido suyo, sobre una menor tutelada, y por los que ha sido condenado a cinco años de prisión, informa Efe.

Así lo afirmó la también consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas en el Parlamento de la comunidad, donde compareció para explicar la sentencia de la Audiencia de Valencia que condena a este educador, y en la que se critica la actuación de la consejería. Tras afirmar que su relación con el condenado «no ha afectado en nada a sus actuaciones» en el Gobierno valenciano, criticó una sentencia que, según destacó, pone en duda, «de manera generalizada, a profesionales, públicos y privados», del sistema de protección de menores.

Los grupos de la oposición criticaron el «victimismo» de Oltra, a la que le recordaron que la víctima es la menor y no ella, y pidieron su dimisión, no por su relación personal con el abusador, sino por ser la máxima responsable de una consejería que debía proteger a la menor y le falló.

Durante una hora, Oltra detalló la actuación de la consejería y resaltó que la sentencia no hace referencia ni a la Generalitat Valenciana, ni a la Vicepresidencia y Consejería de Igualdad, ni a ella.

Oltra negó que haya habido trato de favor al condenado o al centro concertado en el que se produjeron los hechos, ni que se dieran consignas o instrucciones a la hora de realizar los informes psicológicos de la menor. Aseguró que se enteró de los hechos el 4 de agosto del 2017, seis meses después de producirse y después haberse cerrado la investigación interna sobre el educador, porque llegó una citación judicial a su domicilio y le informaron telefónicamente de su contenido, ya que estaba fuera de Valencia.