Aragonés asume la negociación directa con Puigdemont para desbloquear su investidura

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

Pere Aragonès, candidato de ERC a la Presidencia de la Generalitat
Pere Aragonès, candidato de ERC a la Presidencia de la Generalitat Andreu Dalmau | EFE

El candidato de ERC espera que el acuerdo «llegue pronto»

15 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las negociaciones entre ERC y Junts para la investidura han entrado en una nueva fase, después de que se hayan empezado a implicar directamente los dos primeros espadas de cada una de las formaciones. Pere Aragonès, candidato a la presidencia de la Generalitat, y Carles Puigdemont, expresidente y máximo ejecutivo de Junts, mantuvieron recientemente una conversación para tratar de desencallar la formación de gobierno, según desveló el dirigente de ERC.

Esquerra se había resistido a reconocer el liderazgo del expresidente, a quien se niega a concederle un papel central a través del Consejo para la República, pero al final Aragonès, que hasta ahora ha evitado reunirse con Puigdemont en Waterloo, ha cogido las riendas de las negociaciones. No solo con Puigdemont, también con Jordi Sànchez y Laura Borràs. «La conversación fue cordial y clarificadora», expresó Aragonès en Catalunya Ràdio.

Según el candidato a la presidencia de la Generalitat, los escollos que impiden su elección como jefe del Ejecutivo catalán no son insalvables. «Estoy convencido de que el acuerdo llegará pronto», dijo.

A su juicio, cada día que pasa el coste es más alto y agotar los plazos sería a su entender una «irresponsabilidad». Aragonès reafirmó su compromiso con reeditar un Gobierno de coalición con los junteros y descarta otras mayorías, como la que proponen los comunes con el PSC. ERC ha remitido estos días a Junts una propuesta de gobierno con mecanismos para evitar tensiones. No habrá compartimentos estancos en las consejerías y habrá tres comisiones de seguimiento para blindar los acuerdos.

ERC y Junts tienen hasta el 26 de mayo para cerrar un pacto. Los posconvergentes están intentando llevar al límite las negociaciones. Y han presionado no solo amagando con no entrar en el Ejecutivo, sino también agitando el fantasma de la repetición electoral. El problema sigue siendo de confianza, tras años de gobierno juntos y de enormes deslealtades. 

Sin tercer grado

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 5 de Barcelona ha desestimado los recursos del secretario general de Junts, Jordi Sànchez, y de los exconsejeros Josep Rull y Jordi Turull contra el auto que anulaba su tercer grado. El juez dice que «no ha habido evolución suficiente» de los presos» y que «todavía se aprecian déficits nucleares en el interno como es la falta de asunción delictiva».