Sánchez deja abierta una vía de comunicación con Iglesias

M. A. Alfonso MADRID / COLPISA

ESPAÑA

Pablo Iglesias habla con Pedro Sánchez en su último Consejo de Ministros
Pablo Iglesias habla con Pedro Sánchez en su último Consejo de Ministros Borja Puig de la BellacasaSpa

Aunque Yolanda Díaz será la referencia de Unidas Podemos en el Gobierno, el exvicepresidente segundo mantendrá un hilo directo con el jefe del Ejecutivo

04 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La segunda remodelación del Gobierno de Pedro Sánchez, forzada por la marcha del secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, también ha supuesto un cambio en la interlocución entre ambos socios de Gobierno. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se ha convertido en el miembro de más rango de la formación morada en el Consejo de Ministros y ejercerá este papel de forma oficial en el día a día. Sin embargo, el presidente mantendrá abierto un canal de comunicación directo con Iglesias para discutir las diferencias ideológicas más profundas de la coalición.

Sánchez ya ha reiterado a los suyos que, pese al ruido externo, la hoja de ruta del Gobierno pasa inexorablemente por agotar la legislatura. Un objetivo que se veía reforzado por la fluida comunicación que mantenía con Iglesias, con un claro vínculo jerárquico (de presidente a vicepresidente). Pero, a partir de ahora, esta comunicación se producirá entre secretarios generales de dos partidos distintos. Para los socialistas, la salida del Gobierno de Iglesias y su sustitución por Díaz supuso, en un primer momento, un alivio que podría ayudar a rebajar la tensión. Pero desde fuera del Gobierno podrá tensar las costuras que unen a ambos partidos si lo cree conveniente. La nueva vicepresidenta también ha protagonizado desencuentros, sobre todo con la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, por asuntos como la reforma laboral, las ampliaciones de los ERTE o las pensiones. Estas discrepancias, en su caso, se han saldado de otra manera, alejadas del choque público . Ahora Díaz tendrá que rendir, a su vez, cuentas a Iglesias de lo que ocurra en la intimidad Gobierno.

Según fuentes de Podemos, Iglesias tiene intención de estar «al menos un año más» al frente de la secretaría general, lo suficiente para que la vicepresidenta tercera pueda tomar el cargo y preparar su candidatura a las elecciones generales. De momento, la regulación de los alquileres está marcando el primer gran desencuentro entre los dos socios en esta nueva etapa del Gobierno.