Montero dice que la salida de Iglesias no varía el rumbo del Gobierno, que quiere agotar la legislatura

Afirma que el Ejecutivo considera «transfuguismo» y «corrupción» la decisión de tres diputados de Ciudadanos de no apoyar la moción en Murcia

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera (izquierda); y la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, a su llegada hoy a la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera (izquierda); y la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, a su llegada hoy a la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros

Redacción

La ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado hoy «con rotundidad» que el Gobierno quiere agotar la Legislatura y ha precisado que la salida de Pablo Iglesias del Gobierno «no variará el rumbo» del Ejecutivo. Además, ha calificado de «corrupción» lo que considera «transfuguismo» de tres diputados de Ciudadanos en Murcia para hacer fracasar la moción de censura presentada por el PSOE y el partido naranja.

Tras la reunión del Consejo de Ministros, Montero ha recordado la decisión anunciada ayer por parte del vicepresidente segundo del Gobierno de abandonar el Ejecutivo para concurrir a las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid que tendrán lugar el próximo 4 de mayo.

Pero esta decisión no modificará los planes del Gobierno, ni de llevar a cabo el acuerdo alcanzado con Podemos para gobernar, ni de agotar la Legislatura. «Rotundamente no», ha respondido la Portavoz del Ejecutivo cuando la han preguntado si la salida de Iglesias podría suponer que la Legislatura no se agotara. Ha alegado, en este sentido, que aún tienen «mucha tarea pendiente», entre la que ha citado la lucha contra el virus y retomar el crecimiento que estaba teniendo la economía española antes de la pandemia.

«El acuerdo está de rabiosa actualidad»

De hecho, ha insistido en la «necesidad de seguir caminando juntos» --en relación a Podemos-- para lograr esos objetivos, «a pesar de las discrepancias lógicas entre los dos socios». Según la Portavoz, la salida del líder morado no tiene por qué implicar ningún cambio en la realación entre las dos fuerzas políticas ya que «está vigente la hoja de ruta de las dos formaciones» y del acuerdo que alcanzaron para formar Gobierno y que, ha puntualizado, fue muy «meditado».

En este sentido, ha recordado que tanto el presidente Pedro Sánchez como el propio Pablo Iglesias han transmitido que el acuerdo «está en vigor, de rabiosa actualidad» y se seguirá ejecutando en todas las áreas a las que afecta entre las que ha citado la vivienda, la protección social, la reforma laboral o el acuerdo de pensiones, entre otros, así como la ejecución del reparto de los fondos eropeos. «No esperamos una relación distinta», ha remachado.

Por lo tanto, ha señalado, los cambios en el Gobierno no harán que éste varíe el «rumbo» que está expresado «muy claro» en el acuerdo que firmaron las dos formaciones del Ejecutivo de coalición, el PSOE y Unidas Podemos. Este rumbo, según la Portavoz del Ejecutivo consiste en «no dejar a nadie atrás» mediante las medidas que se están adoptando para minimizar el impacto económico y social que tiene la pandemia en la población.

Al hilo de esta afirmación, ha recordado que las medidas adoptadas hasta ahora han supuesto movilizar recursos que equivalen al 20 por ciento de Producto Interior Bruto (PIB), la última de ellas, según ha recordado, fue la acordada el pasado viernes para reforzar la solvencia de las empresas y está dotada con 11.000 millones, 7.000 de ellos en ayudas directas.

Al hilo de las novedades informativas de los últimos días, Montero ha afirmado que la actualidad va a un «ritmo vertiginoso» y no da tiempo a «digerir» una información cuando ya hay otra que se solapa.

Pero según ha afirmado, «esa actualidad justifica hacer una llamada a la realidad que viven los españoles» y es, según ha precisado, que la vida de los ciudadanos «lejos de lo que aparece en los titulares de prensa» está atravesada por la «dureza de la pandemia», que está produciendo sufrimiento en los ciudadanos por los fallecimientos y los enfermos que provoca el virus, pero también por las consecuencias que ha traído en materia económica y social.

Ha recordado también que este domingo pasado se cumplió el primer año desde que se decretó el estado de alarma y esta introducción la ha servido para apuntar que «lamentablemente» algunos partidos creen que la «polarización y la división» les beneficia.

4M: Más Madrid rechaza la candidatura conjunta de la izquierda que reclama Pablo Iglesias e irá a las urnas con una lista propia

Nacho de la Fuente
Íñigo Errejón pasa por delante de Pablo Iglesias en el Congreso, en una imagen de marzo del 2020
Íñigo Errejón pasa por delante de Pablo Iglesias en el Congreso, en una imagen de marzo del 2020

La líder de Más Madrid, Mónica García, avisa de que «las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que, en los momentos históricos, nos pidan que nos apartemos». Y lanza una advertencia general: «Madrid no es una serie de Netflix»

Los deseos del, por ahora, vicepresidente Pablo Iglesias de unir a la izquierda no se han cumplido. Más Madrid concurrirá con una lista propia encabezada por Mónica García a las elecciones del próximo 4 de mayo a la Asamblea de Madrid. De esta forma, el partido de Íñigo Errejón rechaza la candidatura conjunta de la izquierda que planteó ayer el líder de Unidas Podemos, tras anunciar que dejaba el Gobierno de coalición.

«Disponer de tres opciones con garantías de representación es la mejor forma de movilizar», asegura García en un vídeo remitido a los medios tras una reunión de urgencia de la ejecutiva regional de Más Madrid hoy a las ocho de la mañana.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Montero dice que la salida de Iglesias no varía el rumbo del Gobierno, que quiere agotar la legislatura