El vicepresidente Pablo Iglesias deja el Gobierno para disputar a Ayuso la Presidencia de Madrid

ESPAÑA

Sánchez decidirá los cambios en los próximos días y, aunque no confirma a Yolanda Díaz como vicepresidenta, añade luego que «no va a haber ningún problema». Iglesias la propone como número uno de la formación morada en el Gobierno de coalición. Ofrece a Errejón (Más Madrid) unir fuerzas en una candidatura «fuerte de izquierdas»

15 mar 2021 . Actualizado a las 21:45 h.

Arranca la semana con un nuevo terremoto político a escala nacional de incalculables consecuencias. El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha anunciado que será el candidato de la formación morada a las elecciones autonómicas de Madrid del 4 de mayo. La actual secretaria de Estado de la Agenda 2030, Ione Belarra, será quien lo releve al frente del Ministerio de Derechos Sociales. Así lo ha anunciado el vicepresidente Iglesias en un vídeo publicado hoy en sus redes sociales. Iglesias ha ofrecido a Íñigo Errejón (Más Madrid) conformar una candidatura «única» para los comicios ante el «enorme riesgo» de que haya «un Gobierno de ultraderecha con Ayuso y con Vox».

Iglesias también anuncia que cederá el liderazgo de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición a la ministra de Trabajo, la gallega Yolanda Díaz, que se perfila como vicepresidenta y como candidata de Unidas Podemos para las elecciones generales. Iglesias ha señalado que ha llegado la hora de tomar decisiones valientes ante el momento político y cree que «la gente de Podemos» y de izquierdas desea que sea la candidata a las próximas elecciones generales.

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha deseado esta tarde suerte a Pablo Iglesias tras abandonar el Ejecutivo y, aunque ha dicho tener la mejor de las opiniones sobre Yolanda Díaz, no ha confirmado si será la vicepresidenta segunda. Al término de la cumbre hispano-francesa en la localidad gala de Montauban, el jefe del Ejecutivo ha señalado inicialmente que será en los próximos días cuando decidirá los cambios que conlleva la salida de Iglesias del Gobierno. A continuación es cuando ha dejado entrever que posiblemente acepte que Yolanda Díaz sea vicepresidenta porque en el acuerdo firmado con Unidas Podemos se recogía que este partido tendría una vicepresidencia. «No va a haber ningún problema ni malentendido. Va a haber continuidad, como no puede ser de otra forma», ha añadido

El Gobierno y el PSOE han expresado este lunes su sorpresa por la decisión de Iglesias y han recalcado, ante las consecuencias que conlleva esa salida, que es Pedro Sánchez el que designa a sus ministros.

«Puede ser la próxima presidenta del Gobierno»

Con respecto a Yolanda Díaz, el líder de Podemos manifestó en el vídeo que «digo algo que sienten millones de personas de izquierdas si digo que puede ser la próxima presidenta del Gobierno de España». La inesperada salida de Pablo Iglesias del Gobierno de coalición será efectiva en el arranque de la campaña electoral, el 20 de abril, para disputar a Ayuso la Presidencia de Madrid en las elecciones del próximo 4 de mayo.

«Lo he estado meditando mucho (...) He decidido que si los inscritos quieren, voy a presentarme a las primarias para ser candidato a las elecciones de la Comunidad de Madrid. Un militante debe estar ahí donde es más útil, tened por seguro que voy a poner toda mi experiencia, todo mi corazón y la fuerza de mi organización para construir una candidatura fuerte y amplia de izquierdas», ha subrayado. El todavía vicepresidente segundo ha dicho que «como madrileño y antifascista» será un honor ocupar esa candidatura.

Ha recordado además que es «clamor» que la gente pide unidad y por eso ha instado a que la izquierda tenga «altura de miras» y la «responsabilidad y la humildad necesaria» para ir «todos unidos en una candidatura que sea capaz de ganar», recoge Efe. «Madrid necesita un gobierno de izquierdas y creo que puedo ser útil ayudando a ganarlo y liderándolo», ha defendido Iglesias, que ha sostenido que a la derecha «no se la frena con partidos de tránsfugas» sino con una candidatura fuerte y «con carácter».

«El parásito de la corrupción»

En su opinión, la historia brinda la oportunidad de tener un Gobierno de izquierdas en Madrid para la gente trabajadora que «arranque el parásito de la corrupción de las instituciones madrileñas» y que impida que quienes reivindican la dictadura y hacen apología del terrorismo tengan todo el poder en Madrid.