La reacción de Ayuso a la candidatura de Iglesias en Madrid: «España me debe una. Lo hemos sacado de la Moncloa»

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

Alberto Ortega

El vicepresidente Pablo Iglesias deja el Gobierno para disputar a la popular la presidencia de la comunidad. «¿Es 15 de marzo o 28 de diciembre?», se pregunta de forma irónica el portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida. «Ayuso, la que has liado»», espeta Ignacio Aguado a la presidenta madrileña

15 mar 2021 . Actualizado a las 21:06 h.

Tan solo hubo que esperar unos minutos para que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se pronunciase públicamente sobre el último, e inesperado, movimiento en el tablero político español, el anuncio por parte de Pablo Iglesias de que dejaba el Gobierno para presentarse a las elecciones en la Comunidad de Madrid del próximo 4 de mayo. «Madrid necesita un Gobierno de izquierdas y creo que puedo ser útil», señala el líder de Podemos, quien asegura que busca «frenar a la ultraderecha».

La respuesta de Ayuso, quien esta mañana había asegurado que «si tengo que pactar, no hay problema con Vox», no se hizo esperar en Twitter. Después de que desde el pasado día 10 de marzo, tras el anuncio de la convocatoria de elecciones en la comunidad, la presidenta madrileña fijase en su cuenta particular el tuit «socialismo o libertad», hoy ha añadido otro significativo comentario: «comunismo o libertad», un mensaje al que también se ha sumado Pablo Casado y que también ha recuperado el PP de Madrid en sus redes sociales. «Madrileños, a las urnas», han escrito también a continuación los 'populares' madrileños en su perfil de Twitter, después de despejarse la incógnita de quien lideraría la candidatura de la formación 'morada'.

Después, en rueda de prensa, Ayuso fue más allá y mostró que se prepara para una campaña de alto voltaje y dijo:  «España me debe una. Hemos sacado a Pablo Iglesias de la Moncloa»

El anuncio de Iglesias coincidió con una cumbre hispanofrancesa en la que participa Pedro Sánchez. Desde el ala socialista del Gobierno y desde el PSOE han expresado  su sorpresa por la decisión del vicepresidente segundo. Y también han recalcado que su sustitución compete exclusivamente al presidente. 

Desde las filas populares también se ha pronunciado sobre el movimiento de Iglesias el portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, quien defiende que la candidatura del vicepresidente segundo del Gobierno hará que la victoria de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, del PP, sea «por mayoría absoluta». «¿Es 15 de marzo o 28 de diciembre?», ha preguntado de forma irónica el también alcalde capitalino, quien achaca la candidatura de Iglesias al «nivel de desesperación por salir en titulares» dada su «irrelevancia» en el Gobierno de la Nación. 

El exvicepresidente de la Comunidad de Madrid y líder de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha espetado a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, que su «capricho de dinamitarlo todo solo traerá crispación, enfrentamiento y parálisis». «La que has liado», ha lanzado. Así lo ha escrito en su perfil de Twitter, después de conocerse la candidatura del vicepresidente segundo del Gobierno. «La Comunidad de Madrid iba bien. Funcionaba. Había un acuerdo de Gobierno que se estaba cumpliendo y que se iba a cumplir hasta el final», ha trasladado. 

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid y candidata a la Presidencia madrileña, Rocío Monasterio, no ha dudado en mostrar su júbilo: «Ahora sí que me voy a divertir... y mucho! Lo que más le puede doler a estos comunistas es el voto a Vox», ha asegurado en Twitter.

Las reacciones al anuncio de Iglesias también llegan desde el propio Ejecutivo. El ministro de Consumo y coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha elogiado la «valentía y responsabilidad histórica» del líder de Podemos. «Durante todos estos años Pablo Iglesias nos ha enseñado muchas cosas a la izquierda. El paso que da hoy presentándose como candidato en Madrid para frenar a la ultraderecha es de una valentía y responsabilidad histórica. Y un gran acierto: ¡Sí se puede!», ha escrito Garzón en un apunte en su cuenta de Twitter.