Iglesias sube la apuesta frente al órdago de Ayuso y polariza al máximo el 4M

ESPAÑA

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante la moción de censura de Vox
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante la moción de censura de Vox E. Parra

El PSOE y Más Madrid podrían ser los perjudicados por su jugada. Iglesias insiste en unir fuerzas con Errejón: «Encantado de ir en el puesto que me toque»

16 mar 2021 . Actualizado a las 09:40 h.

Isabel Díaz Ayuso lanzó un órdago al convocar elecciones anticipadas tras la presentación de la moción de censura de Ciudadanos en Murcia. Pablo Iglesias la ha respondido subiendo la apuesta. ¿Qué supone esta jugada política? ¿Puede modificar las expectativas electorales en la batalla de Madrid? ¿A quién beneficia y a quién perjudica? Los expertos consultados por La Voz responden estas preguntas.

Golpe de efecto

Moviliza y polariza

«Está asegurada la polarización con Ayuso, algo que puede perjudicar a los perfiles más moderados», señala Verónica Fumanal. «Moviliza a la derecha, lo que podría perjudicar a Vox y a Cs a favor de un voto útil a Ayuso», sostiene. En cuanto a Unidas Podemos, «estaba en el límite del 5 % y lo superará, ampliamente». Para Santiago Martínez, supone «la polarización de la campaña entre Ayuso e Iglesias, lo que redundará en un beneficio para ambos, ya que aglutinarán el voto dentro de cada bloque apelando al voto útil, sobre todo en el caso del PP». En su opinión, «será una campaña de claro contraste con dos mensajes bien definidos, ‘no pasarán' por un lado y cuidado ‘que vienen los comunistas' por el otro».

Carlos Barrera dice que «no cabe duda de que se trata de un notable e inesperado golpe de efecto que va a provocar una mayor movilización del electorado, tanto en la derecha como en la izquierda». Destaca que «es una apuesta con riesgos porque Iglesias quema las naves: o recibe un espaldarazo en las urnas del que sale bien parado u obtiene un resultado por debajo de las expectativas, que sería la puntilla definitiva a Unidas Podemos, achacable sobre todo a él». «Todo este episodio destila también un acentuado personalismo al considerar que solo él puede arreglar el problema creado en Madrid y cerrar el paso a la derecha trumpista, como la llama», asegura.