El rey y Sánchez visitan la planta de Seat en Martorell en un acto sin representantes de la Generalitat

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

Quique García | EFE

Felipe VI afirma que Cataluña es «una tierra que representa el espíritu global, audaz y emprendedor»

05 mar 2021 . Actualizado a las 20:27 h.

El Gobierno arropó ayer al jefe del Estado, Felipe VI, en su visita a Martorell, Barcelona, a los actos de conmemoración del 70º aniversario del nacimiento de la empresa Seat. Acompañaron al rey en la fábrica barcelonesa el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Industria, Comercio e Industria, Reyes Maroto, así como los anfitriones, el presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, y el presidente de Seat, Wayne Griffiths. Gesto de cierre de filas institucional con el monarca, un día después de que ocho fuerzas parlamentarias registraran en el Congreso una petición de comparecencia para que explique los motivos de la «fuga» de su padre a los Emiratos Árabes Unidos. El viaje del rey a Cataluña coincidió además con una semana muy complicada para la Casa Real, después de que se conociera la segunda regularización fiscal de Juan Carlos I y de que las infantas Elena y Cristina admitieran que se habían vacunado contra el covid en los Emiratos Árabes.

Los Mossos impiden el paso a un grupo de manifestantes convocados por los CDR, que protestan por la presencia del rey en la planta de Seat en Martorell
Alejandro García | EFe

El rey contó pues con el respaldo del Gobierno, al menos de su ala socialista, pero volvió a encontrarse en Barcelona con el rechazo del independentismo. El presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès, ya había anunciado que no acudiría a la cita, pero tampoco envió a ningún consejero ni cargo de rango inferior. Aunque estaba prevista la presencia del secretario general de la vicepresidencia económica, Albert Castellanos, Aragonés optó por suspenderla para no tensar las conversaciones con Junts y la CUP sobre su investidura, pues podría ser su futuro consejero de Economía. El rey recibió así un nuevo plante del Ejecutivo autonómico. Pero también los altos directivos de la multinacional automovilística, cuya industria, recordó el monarca, da empleo directo o indirecto a dos millones de personas en España. 

Trapero sí acudió

El único alto cargo autonómico presente fue el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero. También estuvieron el alcalde de Martorell, Xavier Fonollosa, del PDECat, y los de las localidades vecinas de Abrera y Sant Esteve Sesrovires, ambos del PSC, así como la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.