El Gobierno rechaza la pretensión de sus socios de que comparezca el rey

Unidas Podemos no se suma a la iniciativa, que Calvo tacha de «fantasía»

Felipe VI, junto a la vicepresidenta tercera del Gobierno, este jueves en una recepción al Consejo Asesor de Inteligencia Artificial
Felipe VI, junto a la vicepresidenta tercera del Gobierno, este jueves en una recepción al Consejo Asesor de Inteligencia Artificial

Madrid / La Voz

«Una fantasía». Así calificó ayer la vicepresidenta primera del Goberno, Carmen Calvo, la pretensión de hasta ocho partidos independentistas y republicanos, seis de ellos socios del propio Ejecutivo, de que el rey Felipe VI comparezca en el Congreso para dar explicaciones por las «presuntas corruptelas» que afectan a su padre, Juan Carlos I. Aunque Unidas Podemos, socio en el Gobierno de coalición, no se sumo en esta ocasión a la iniciativa, las ocho formaciones (ERC, JxCAT, EH Bildu, CUP, BNG, PDeCAT, Más País y Compromís) elevaron la presión sobre el Ejecutivo presentando en el Congreso una petición de comparecencia del jefe del Estado para dar cuenta de sus «actuaciones» en «la marcha del rey emérito del país siendo investigado por presuntas corruptelas», así como «por las últimas informaciones aparecidas en relación a miembros del la familia real».

 También quieren citar a Sánchez

La inédita petición, con nulos visos de prosperar, pretende poner en un compromiso al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha insistido en defender a Felipe VI desligándolo completamente de las actividades de su padre. De hecho, estos partidos han registrado otra petición de comparecencia del propio Sánchez para «dar cuenta de las actuaciones de la presidencia» en la salida del país del rey emérito, que reside desde el pasado mes de agosto en Emiratos Árabes, y de las actuaciones de «miembros de la familia real». En realidad, las infantas Elena y Cristina, a cuya vacunación en Abu Dabi apuntan con su escrito, no forman ya parte de la familia real.

El Gobierno rechazó de plano la petición de comparecencia del rey. La vicepresidenta Calvo indicó que se trata de «una fantasía de ERC, que tiene que entender que el marco constitucional no se puede saltar nunca, y tampoco con semejante petición». Precisó que el jefe del Estado «ni puede ni debe» comparecer en el Parlamento porque eso sería «inconstitucional». «El rey es una figura neutral políticamente, símbolo de la unidad del Estado, y así lo dice la Constitución, tiene garantizada la inviolabilidad», sostuvo la vicepresidenta

 Advertencia de ERC al PSOE

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, respondió a Calvo advirtiéndola de que tenga «cuidado» porque «a lo mejor» quien vive en una «fantasía» es «la parte socialista del Gobierno, concretamente el PSOE que bloquea de una manera absurda algo tan sencillo como que un señor dé explicaciones en torno a todo lo que está pasando en su institución y en su familia». Y advirtió también al PSOE de que hacer eso «cada vez le sale menos gratis».

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, coincidió con la vicepresidenta del Gobierno. Consideró «onírico» pretender que el rey comparezca en el Congreso y recordó que el poder legislativo controla al Gobierno, y no al jefe del Estado. Aunque no secundó la petición de independentistas y republicanos, el PNV pidió al rey que sea «valiente y audaz» y actúe con transparencia para demostrar su utilidad, porque la situación de la institución monárquica «no se arregla encerrándose en palacio». «Le debería interesar aclarar cuanto antes y a fondo lo que ha pasado, y depurar las responsabilidades que haya que depurar», señaló el líder del PNV, Andoni Ortuzar.

El emérito pide los recibos de sus vuelos para entregarlos a Hacienda

 G. B.

Juan Carlos I mueve ficha en la investigación sobre la veracidad de su regularización fiscal. Después de que la Agencia Tributaria le solicitara las facturas y los comprobantes de los vuelos que la Fundación Zagatka le pagó entre los años 2014 y 2018, por los que ha pagado más de cuatro millones de euros para ponerse al día con el fisco, el abogado del emérito, Javier Sánchez Junco, se ha dirigido por escrito a Zagatka, propiedad de Álvaro de Orleans, primo de Juan Carlos I, para reclamarle esa documentación. La petición de la defensa del anterior jefe del Estado se dirige al actual director de la Fundación Zagatka, Martin Geiger, ya que el emérito no dispone de los comprobantes que demostrarían que su regularización es veraz y completa, tal y como exige la ley para ser admitida.

Entre la documentación reclamada por Sánchez Junco se encuentra el importe exacto de los vuelos privados realizados con la compañía Air Partner que han sido declarados por el rey -y que corresponden solo al período posterior al 2014, cuando ya no gozaba de inmunidad tras abdicar la corona-, así como los extractos de la cuenta de la fundación en un banco suizo, además de la propia documentación de Zagatka, como su reglamento interno, su NIF y su número de registro mercantil. Geiger accedió a la dirección de la fundación el pasado mes de junio. Antes de eso, el director de Zagatka era el abogado Dante Canónica, que era quien dirigía también la Fundación Lucum, cuyo beneficiario era Juan Carlos I, utilizada para recibir un total de 65 millones de euros que acabaron en manos de su examiga Corinna Larsen tras una supuesta donación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno rechaza la pretensión de sus socios de que comparezca el rey