A prisión los ocho anarquistas detenidos por prender fuego a un furgón policial en Barcelona

Son seis italianos, una francesa y otra española

Imagen de la furgoneta de la Guardia Urbana de Barcelona incendiada el pasado sábado
Imagen de la furgoneta de la Guardia Urbana de Barcelona incendiada el pasado sábado

Barcelona / Colpisa

Un juzgado de Barcelona decretó este miércoles prisión provisional comunicada y sin fianza para los ocho anarquistas detenidos el sábado pasado durante las protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasel. Son seis italianos (una mujer), una francesa y otra española, presuntos responsables del ataque incendiario contra una furgoneta de la Guardia Urbana de Barcelona, en la que había un agente, que no resultó herido y pudo salir del vehículo.

El juzgado eleva las acusaciones que hicieron los Mossos y la causa está abierta por homicidio en grado de tentativa, atentado a agentes de la autoridad, desórdenes públicos, daños, manifestación o reunión ilícita y pertenencia a grupo criminal. El auto señala la «evidencia» de la «existencia de un grupo criminal», cuyo objetivo no era otro que «alterar la paz y el orden público» y que actuó durante diez días desde el 17 de febrero.

«Todos los actos realizados de manera coordinada y asumidos por todos deben imputarse a todos sus integrantes», según el juez Fernando Luis Criado Navamuel. El magistrado habla de dos cabecillas del grupo y relata cómo los Mossos se infiltraron entre los alborotadores y comprobaron cómo un «grupo de quince personas que hablaban en italiano y de forma coordinada y muy violenta provocaban ataques a establecimientos comerciales y entidades bancarias». Según el juez, se dirigieron a la comisaría de la Guardia Urbana, «con el claro propósito de atacar dichas instalaciones y los agentes que le daban protección». Lanzaron un cóctel incendiario contra los agentes y una bengala, que cayó en los bajos de una furgoneta, a la que arrojaron líquido incendiario y prendieron fuego.

El auto atribuye a A. F. el lanzamiento del «cóctel molotov», y a S. C., el líquido inflamable. Según el diario italiano La Repubblica, estas siglas pertenecen a la anarquista Sara Casiccia, de 35 años, y de Turín, residente desde hace años en Barcelona. A. F. sería el también italiano Alberto Frisetti.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A prisión los ocho anarquistas detenidos por prender fuego a un furgón policial en Barcelona