«La sociedad española no acepta que miembros de la Familia Real se vacunen en Abu Dabi», dice Iglesias

El vicepresidente segundo del Goberno cree que los «nuevos escándalos» empujan hacia un horizonte republicano

Pablo Iglesias, en el Congreso
Pablo Iglesias, en el Congreso

Redacción

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha asegurado que existe una «enorme indignación» ante los «nuevos escándalos» que afectan a la Familia Real y ha subrayado que la sociedad española no acepta que miembros de la Casa Real se vacunen contra el coronavirus en Emiratos cuando el resto de la población espera su turno.

Así lo ha indicado tras participar por videoconferencia en la reunión de eurodiputados de La Izquierda en el Parlamento Europeo (The Left), en referencia a la información  sobre la vacunación contra el covid-19 de las infantas Elena y Cristina durante un viaje a Abu Dabi (Emiratos Árabes) para ver a su padre Juan Carlos I.

«En la sociedad española, y hay que decirlo así, existe un debate sobre la utilidad de la monarquía, que va creciendo cada vez que desde la propia Casa Real ofrecen nuevos escándalos que causan una enorme indignación a la mayoría de la sociedad», ha desgranado Iglesias.

Con ello, hacía alusión también a la nueva declaración voluntaria del rey emérito por valor de 4,3 millones de euros, que ha sido muy criticada por Unidas Podemos, llegando incluso a pedir que el Ministerio de Hacienda investigara al antiguo monarca por presunto delito fiscal. También ha dicho que la sociedad «no acepta que miembros de la Casa Real se vacunen en Abu Dabi cuando el resto de españoles están disciplinadamente a la cola para cuando tengan disponibilidad de las vacunas que les corresponde».

Más cerca de la república

Pero además el vicepresidente y líder de Podemos ha enfatizado que los casos de «presunta corrupción» que afectan a Juan Carlos I «empujan» el «horizonte republicano». En este sentido, ha defendido que en términos económicos, de respeto a las identidades y de «reconocimiento a la plurinacionalidad», España será mejor cuando se implante una república.

De este modo, ha garantizado a los eurodiputados de izquierda que su espacio político va a trabajar para que haya un sistema republicano en el país, aunque ello moleste a esferas mediáticas y sectores «profundos del Estado» que «tienen muchas dificultades para aceptar los resultados democráticos cuando no gobiernan los suyos».

Respetar los protocolos

Las reacciones no se han hecho esperar tras hacerse pública la información. Twitter recibió un aluvión de mensajes críticos. El líder de Más País y diputado en el Congreso, Íñigo Errejón, avanzó que su partido registrará una pregunta al Gobierno y exigirá explicaciones. El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, censuró que «los Borbones ya van a más de dos escándalos por semana» y Gabriel Rufián portavoz parlamentario de ERC, ironizó con una alusión velada al rapero Hasel: «Y a ver como lo rapeas, que te encarcelan. Y a ver como lo rotulas, que te despiden, y a ver como lo tuiteas, que te denuncian», escribió en su perfil, donde también lamentó que «personas pobres tengan que recorrer kilómetros en cayucos para poder tener una vida digna», mientras «las ricas van escoltadas en avión para vacunarse antes que cualquiera».

Igual de contundente se mostró esta mañana la ministra de Igualdad, Irene Montero, que durante una entrevista en TVE cuestionó la utilidad de la monarquía y en la misma línea que Iglesias consideró que la actitud de las infantas acerca un «horizonte republicano» que está «más cerca que lejos». 

Negó que el Gobierno tuviese conocimiento de la vacunación y descartó pedir explicaciones a Casa Real. «Creo que, más allá de eso, la cuestión es que hay una sensación mayoritaria en la ciudadanía de que hay un trato de favor de privilegios de una institución que debería ser ejemplar como el poder ejecutivo, el judicial o el legislativo, y que no lo está siendo. Esa sensación es preocupante en sí misma», sostuvo. «Todas estas noticias sobre los presuntos casos de corrupción del rey emérito, las regularizaciones y las cantidades ingentes de dinero que le prestan grandísimos empresarios a lo largo y ancho de todo el mundo... eso abre un debate y una pregunta en la sociedad, que es para qué sirve la monarquía», insistió. En esta línea, Montero señaló que el Gobierno debe ser «sensible» al debate que se abre sobre la vigencia de la monarquía en España y sobre un horizonte republicano que, en su opinión, debe llegar «por una cuestión de democratización».

Por su parte, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transición Digital, Nadia Calviño, subrayó en declaraciones a la Cadena Ser la necesidad de respetar los protocolos sanitarios aprobados y recordó que las hijas del rey emérito ejercen un «cierto papel público» y son referentes por tanto de actuación. «Hemos pensado mucho el orden en el que se va a producir la vacunación, empezando por las personas más vulnerables, y toda la sociedad tenemos que estar unidos», manifestó. También la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, lamentó la «imagen muy mala» para España que se da con este tipo de comportamientos y, como Calviño, exigió ejemplaridad en los representantes públicos, porque todavía hay «muchos profesionales corriendo riesgos» frente al coronavirus, dijo.

Sin embargo, el portavoz nacional del PPJosé Luis Martínez-Almeida, advirtió este miércoles que no hay «perjuicio» en la vacunación de las infantas, porque ni son Familia Real ni «le han quitado la vacuna a ningún español». «No conviene mezclar a la Monarquía con el debate que puede suscitar eso», comentó el también alcalde de Madrid, ya que «desde el 2011 no son familia real, sino familia del rey» y, por tanto, «es una cuestión privada». Añadió, además, que «a diferencia de todos los que se han aprovechado de su cargo, (ellas) no lo han hecho, ni han quitado la vacuna a ningún español».

TVE ilustra la información de la vacunación de las infantas Elena y Cristina con imágenes de Leonor y Sofía

La Voz

«La Hora de La1» pide disculpas por un error por el que el PP ya ha pedido la dimisión del director de Información y Actualidad de RTVE, Enric Hernández

Otro error más de TVE en una información relacionada con la Casa Real: el programa La Hora de La 1 utilizó una imagen de la princesa Leonor y la infanta Sofía para ilustrar la información sobre la vacunación contra el covid-19 de las infantas Elena y Cristina durante un viaje a Emiratos Árabes. «Tenemos que pedir disculpas porque en la imagen previa de las claves [del día] habíamos ofrecido una imagen de las infantas, que no son las actuales. Era la imagen de Elena y Cristina la que queríamos ofrecer», explicó el periodista Igor Gómez segundos después de haber emitido la instantánea. El PP, sin embargo, ya ha exigido la dimisión del director de Información y Actualidad de RTVE, Enric Hernández.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«La sociedad española no acepta que miembros de la Familia Real se vacunen en Abu Dabi», dice Iglesias