Los defensores del rapero Pablo Hasel cortan la AP-7 y provocan nuevos disturbios en Barcelona

Esta tarde centenares de personas se manifestaron pacíficamente en Barcelona. Al final la protesta derivó en nuevos disturbios con varias oficinas bancarias atacadas, un hotel y un concesionario de coches rociados con líquidos inflamables y diversas tiendas saqueadas

Fuego en un furgón de la Guardia Urbana, en los disturbios del sábado por la noche en Barcelona
Fuego en un furgón de la Guardia Urbana, en los disturbios del sábado por la noche en Barcelona

Redacción

La concentración que cortó desde primera hora de este sábado el tráfico en la autopista AP-7 a su paso por el municipio gerundense de Sant Gregori, en protesta por el encarcelamiento del rapero de Pablo Hasel, concluyó hacia las 9.35 horas de ayer sin que se registrasen incidentes. Fuentes de los Mossos informaron de que un grupo de unas sesenta personas cortó pasadas las siete de la mañana el tráfico rodado en la citada autopista, lo que afectó a los accesos desde esta importante vía a la ciudad de Gerona.

Horas después del corte de la autopista AP-7, unas 500 personas se manifestaron en Gerona en favor de la libertad de expresión y de la puesta en libertad del rapero Pablo Hasel, sin que se produjesen incidentes. La protesta, encabezada por una pancarta con el lema «Sin libertad no hay futuro», salió a las 12 horas desde la plaza Pompeu Fabra —delante de la sede de la Generalitat en Gerona— y cortó el tráfico desde la vía Jaume I hasta la plaza 1 de octubre, donde se había instalado un escenario. Diferentes personas, algunas en pleno proceso judicial por haber participado en manifestaciones, han hecho diferentes proclamas a favor de la libertad de expresión.

Disturbios en Barcelona

Paralelamente, unos 1.800 manifestantes recorrieron algunas calles del barrio de Sants de Barcelona en apoyo a Carles, un vecino que fue detenido y encarcelado por las protestas a favor de Hasel, y que ya ha salido en libertad. Asimismo, unas sesenta personas se concentraron ante la comisaría de los Mossos en la localidad barcelonesa de Tarrasa, donde permanecen cuatro de las siete personas detenidas en los disturbios producidos en la ciudad la noche del viernes.

Al caer el día, centenares de personas se manifestaron en Barcelona, una convocatoria que en su mayor parte transcurrió pacíficamente, pero que hacia el final derivó en diversos altercados, informa Efe. Más de media docena de oficinas bancarias atacadas, un hotel y un concesionario de coches rociados con líquidos inflamables y diversas tiendas saqueadas son algunos de los graves incidentes que se registraron esta noche al final de la manifestación convocada en Barcelona. Una vez más, los alborotadores saquearon algunas tiendas del centro de Barcelona, entre ellas, el Decathlon ubicado en la calle Canuda, que ya fue vandalizado la semana pasada, o el Zara de la plaza Cataluña esquina con la calle Bergara.

Además varias decenas de personas atacaron la comisaria de la Guardia Urbana de Barcelona con el lanzamiento de todo tipo de objetos, entre ellos varios artefactos incendiarios. Hay al menos tres detenidos por los disturbios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los defensores del rapero Pablo Hasel cortan la AP-7 y provocan nuevos disturbios en Barcelona