La CUP exige un referendo y un «giro radical» para apoyar un Gobierno de ERC y Junts

Los comunes plantean a Aragonès una coalición con el apoyo externo del PSC

Carles Riera y Dolors Sabater, de la CUP, en una imagen de archivo
Carles Riera y Dolors Sabater, de la CUP, en una imagen de archivo

BARCELONA / COLPISA

Pere Aragonès tiene dos opciones para ser el próximo presidente de la Generalitat. La primera, alcanzar un acuerdo independentista junto a Junts y la CUP. La otra, pactar un gobierno con los comunes con el apoyo externo del PSC. Para la primera alternativa deberá recuperar la vía radical de los últimos años del «procés». Esquerra querría incluir a los comunes en la ecuación, pero la formación de Ada Colau no está dispuesta a pactar nada mientras esté JxCat. Un Gobierno catalán secesionista, además, le va a salir caro a ERC. Junts reclama poner calendario a un nuevo pulso contra el Estado y la CUP exige otro referendo.

Los anticapitalistas reunieron este sábado a su consejo político y fijaron su posición en las negociaciones con ERC y Junts. Conversaciones que tienen dos semanas de plazo hasta la constitución del nuevo Parlamento catalán y la elección del presidente de la Cámara. La formación de la izquierda radical secesionista no descarta entrar al Gobierno por primera vez, aunque esa posibilidad está cada vez más lejana, pero sí se plantea ocupar un asiento en la Mesa o incluso aspirar a presidir el Parlamento de Cataluña , pues considera que la Cámara debe liderar el «giro radical» y la «confrontación» con el Estado.

Tres condiciones

La CUP se siente fuerte, ha pasado de cuatro a nueve escaños y sus votos vuelven a ser decisivos. Un Gobierno de ERC y Junts necesita a los anticapitalistas para sacar adelante la investidura. A cambio, los antisistema ponen tres condiciones: Mossos, referendo y un plan de rescate social. Los comunes, no obstante, plantearon un plan B a Pere Aragonès. Pusieron sobre la mesa un gobierno de coalición junto a los republicanos que reciba el apoyo externo del PSC. «ERC está atrapada en la inercia de los últimos años y está dejando que Junts le marque el paso», afirmó Jéssica Albiach, que trasladará formalmente la propuesta a Aragonès. Un Gobierno de Cataluña ERC-comuns que cuente con el apoyo externo del PSC es la «única alternativa real y viable», dijo. De momento, tanto Esquerra Republicana como el PSC descartan esa fórmula.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La CUP exige un referendo y un «giro radical» para apoyar un Gobierno de ERC y Junts