El presidente desliga a la Casa Real de la regularización fiscal del emérito

G. Redondo MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El rey Felipe VI recibe el saludo del presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, en presencia de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero
El rey Felipe VI recibe el saludo del presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, en presencia de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero Casa de S.M. el Rey

«Siento el mismo rechazo que la mayoría de las personas», dice Sánchez

27 feb 2021 . Actualizado a las 09:53 h.

La regularización fiscal de Juan Carlos I, conocida esta semana, provocó duras declaraciones de los políticos y las dudas del presidente, Pedro Sánchez. El jefe del Ejecutivo se mostró contundente en sus declaraciones contra la situación propiciada por el rey emérito y pidió no confundir a la institución con «una persona».

La segunda regularización fiscal de Juan Carlos I, en la que abonó casi 4,40 millones de euros por rentas no declaradas durante varios ejercicios, concretamente más de ocho millones de euros en viajes que son considerados pagos en especie en la declaración de IRPF, provocó las dudas del presidente del Gobierno y las críticas de muchos actores políticos de primer orden. «Aquí no se está cuestionando a una institución, a la Casa Real o a la Corona, lo que se está haciendo es poner en cuestión y mostrar dudas sobre una persona», explicó Pedro Sánchez en su valoración de lo acaecido en los últimos días.

El presidente fue contundente con su postura e insistió en diferenciar a la actual Casa Real de las acciones de un individuo. Desde el palacio de la Moncloa, Sánchez declaró su confianza e instó a la institución monárquica a continuar «cumpliendo con los estándares de ejemplaridad, transparencia y rendición de cuentas de una democracia plena». Además, aseguró haber manifestado en varias ocasiones «el respaldo que el Gobierno» y que él mismo «da al jefe del Estado actual». Las declaraciones se produjeron un día después de que el Congreso de los Diputados, con el apoyo del PSOE, votara a favor de mantener la inviolabilidad del rey Felipe VI.