El independentismo y el PSC diseñan un cordón sanitario contra Vox en la Cámara catalana

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

Inés Arrimadas y Carlos Carrizosa, este viernes en el Parlamento catalán
Inés Arrimadas y Carlos Carrizosa, este viernes en el Parlamento catalán Marta Pérez | EFE

PP y Cs se desmarcan y estos últimos instan a los socialistas a incluir a JxCat en su veto

27 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Vox, con once escaños, fue uno de los vencedores en las pasadas elecciones catalanas. El partido de Santiago Abascal irrumpe en el Parlamento autonómico como cuarta fuerza y buena parte de las formaciones, salvo Ciudadanos y el PP, se han propuesto levantar un cordón sanitario contra la formación.

A dos semanas de la constitución de la Cámara catalana, los grupos independentistas y los comunes hablan de crear un frente «antifascista» en la Cámara catalana. PSC, ERC, JxCat, la CUP y los comunes están de acuerdo en que hay que aislar a Vox, pero no existe consenso en cómo hacerlo.

En paralelo a las negociaciones para la investidura, que este viernes celebraron ya la tercera ronda de contactos, se han iniciado otras conversaciones sobre cómo arrinconar a los once diputados de Vox, con el objetivo de que no usen la Cámara catalana como altavoz.