El independentismo fracasa en su asalto a la patronal catalana de las pymes

El empresario Antoni Cañete ha ganado por mayoría las elecciones a la presidencia de la patronal Pimec frente a Pere Barrios, el candidato que contaba con el apoyo del independentismo

El empresario Antoni Cañete votando en una sede de Pimec
El empresario Antoni Cañete votando en una sede de Pimec

La Voz

El empresario Antoni Cañete (Barcelona, 1963) ha ganado este martes por amplia mayoría las elecciones a la presidencia de la patronal Pimec (pequeña y mediana empresa de Cataluña), al lograr un total de 3.097 votos, frente a los 599 conseguidos por Pere Barrios, el candidato que contaba con el apoyo de la ANC y el independentismo. Pimec cuenta con unos 128.000 asociados, aunque muchos están englobados en gremios, por lo que los socios (colectivos o individuales) con derecho a sufragio son más de 7.000, representativos de más de 120.000 empresas.

Esta derrota supone el primer tropiezo del separatismo en su estrategia de copar la presidencia de las principales asociaciones de la sociedad civil catalana, puesta en marcha en el apogeo de la fiebre independentista en las semanas previas al referendo ilegal del 1 de octubre.

Barrios es la mano derecha de Joan Canadell en la Cámara de Comercio de Barcelona. Canadell fue el fichaje estrella de Carles Puigdemont para la lista de Junts y llegó a apostar públicamente por promover vetos a los productos de las empresas españolas. Barrios, su delfín, obvió sus críticas a Pimec, de la que llegó a pedir su dimisión, para intentar presidirla y completar el control del mundo empresarial catalán por parte del sector independentista.

El Barça, siguiente objetivo

Esa línea de trabajo del entorno de Puigdemont se ha saldado con notables victorias. La más sonada fue la de la Cámara de Comercio barcelonesa, pero también han ocupado la presidencia de otras instituciones emblemáticas de la sociedad catalana, como por ejemplo el Colegio de Médicos de Barcelona y otras organizaciones profesionales de gran raigambre en Cataluña.

El siguiente objetivo de la ANC está en la presidencia del Fútbol Club Barcelona, donde los dos principales favoritos, Joan Laporta y Víctor Font, se disputan el favor de los aliados de Puigdemont, con visitas a Waterloo incluidas para intentar contar con el apoyo del sector más movilizado del separatismo.

El Barça es la joya de la corona de las organizaciones sociales catalanas y en el entorno de Puigdemont no olvidan su falta de beligerancia durante la jornada del 1-O, donde jugaron su partido de Liga a puerta cerrada.

Tras su victoria, el ganador, Antoni Cañete, dijo que el resultado también evidencia que los empresarios han apostado por la «moderación frente a la crispación» y han votado «un programa y un proyecto, frente a oportunismos y descalificaciones», en alusión al candidato independentista Pere Barrios, a quien lanzó un mensaje con varios destinatarios y avalado por seis de cada siete votantes en los comicios de Pimec: «No puede haber injerencias políticas en nuestra institución». La pelea por el control de la sociedad civil seguirá.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El independentismo fracasa en su asalto a la patronal catalana de las pymes