Pablo Hasel no condena el vandalismo y solo denuncia la «violencia policial y del Estado»

El PP rechaza reformar el Código Penal para «exonerar» a «delincuentes»

La abogada del rapero Pablo Hasel, Alejandra Matamoros, acompañada por el amigo del cantante David Martín
La abogada del rapero Pablo Hasel, Alejandra Matamoros, acompañada por el amigo del cantante David Martín

Colpisa | Barcelona

Pablo Hasel, rapero encarcelado por enaltecimiento del terrorismo, mantiene una actitud desafiante también en el penal de Ponent, donde cumple una pena de nueve meses. Su abogada, Alejandra Matamoros, relató este lunes que el músico catalán está solo, porque se niega a compartir celda con otros reclusos. «Es una cuestión de dignidad», dijo la letrada. «Las celdas son muy pequeñas», añadió.

Además, el rapero se niega a colaborar en las labores internas que se asigna a los presos. No ha entrado a prisión para colaborar con los funcionarios, según la abogada que le defiende. A su juicio, existe una operación de Estado para atacar a su cliente. Sobre los disturbios que se han producido en toda España a raíz de su encarcelamiento, la abogada no pone ni un pero. «No vamos a condenar ninguna forma de protesta que quiera emprender cualquier persona. Ni nosotros ni Pablo. Condenamos la violencia policial que se está ejerciendo día a día y la violencia que ejerce el Estado», señaló.

Desde la plataforma de apoyo al rapero cargaron contra el Estado español, que calificaron de terrorista y violento y anunciaron movilizaciones en Lérida hasta el sábado. Los Mossos, que han detenido 109 personas en seis días de algaradas, confiaron en que los disturbios vayan remitiendo.

Quien sí criticó este lunes la violencia fue el presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès, que ha tardado una semana en salir en apoyo de los Mossos. Eso sí, el candidato a la Presidencia de la Generalitat se comprometió a llevar al Parlamento catalán un cambio en el modelo policial para poner al cuerpo «al día» y corregir algunas «actuaciones incorrectas».

Aragonès habló de grupos minoritarios, pidió no criminalizar las protestas y a su juicio los que «defienden la libertad de Hasel no tienen nada que ver con las personas que usan la movilización para el pillaje y el saqueo». «La quema de mobiliario urbano, el enfrentamiento con los trabajadores públicos y el saqueo no forman parte del derecho de manifestación», dijo. El dirigente republicano llamó a la calma y a la responsabilidad, después de las críticas que han acusado al Gobierno catalán de no defender a los Mossos y no condenar las algaradas.

El PP, por su parte, rechazó ayer reformar los llamados delitos de expresión porque considera que Podemos busca «exonerar» a los «delincuentes» que le son «cercanos». Defiende que una reforma del Código Penal se debe hacer con una reflexión serena y no en el marco de una crisis en el seno del Gobierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pablo Hasel no condena el vandalismo y solo denuncia la «violencia policial y del Estado»