Feijoo se reúne con Casado y señala que los líderes que no ganan son relevados

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El líder del PP, Pablo Casado, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en el acto institucional por el día de la Constitución
El líder del PP, Pablo Casado, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en el acto institucional por el día de la Constitución J. HELLÍN

El PP niega una operación para absorber a Ciudadanos con la mediación de Rivera

20 feb 2021 . Actualizado a las 09:50 h.

Algo se mueve en el PP. Después de que el líder popular, Pablo Casado, reaccionara al batacazo electoral en Cataluña anunciando que el partido abandonará su actual sede nacional en Madrid porque sus obras de reforma se están juzgando en la Audiencia Nacional, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que no fue consultado ni informado previamente de esa decisión, se reunió este viernes con Casado en el edificio de la calle Génova. Aunque nada trascendió por ninguna de las partes sobre el contenido de la cita, antes de verse con presidente popular el líder gallego dejó ver su malestar por una decisión que no considera «razonable». Y, sobre todo, por la ausencia de autocrítica.

«Si cada vez que un partido tiene un problema andamos cambiando de sede, creo que no hay una sola sede que merezca ser ocupada por un partido político», señaló Feijoo, que recordó el precedente del caso Filesa en el PSOE. Pero, además, en una entrevista en la cadena Cope, cuestionó el argumento de Casado, que aseguró que la sede de Génova se abandona porque su reforma está siendo juzgada. Según Feijoo, el verdadero motivo es económico y se debe a que el PP debe un «porrón» de millones por los malos resultados electorales de los últimos años. «Del pasado no se reniega, se aprende», señaló. Y, aunque indicó que lo importante no es solo ganar, deslizó una frase que en la cúpula popular sonó a advertencia: «Un político que no gana, al final será relevado por un compañero, siempre ha sido así».

 No apoya una fusión con Cs

Las críticas de Feijoo llegaron en un día en el que se multiplicaron las informaciones que apuntan a una supuesta operación de fusión entre el PP y Ciudadanos para reunificar la derecha, en la que supuestamente participaría Albert Rivera. Esos rumores se alimentan por el hecho de que el bufete en el que actualmente trabaja el exlíder de Ciudadanos ya ha sido contratado por el PP para elaborar el recurso contra la ley Celaá de Educación y contra la ley de alquiler en Cataluña. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, afirmó que habrá que olvidarse « de quién va el primero y de quién va el segundo». Pese a que Feijoo cree imprescindible unificar el centroderecha en torno a su partido mediante sumas «correctas», no apoya esa fusión y cree que lo que pretenden Cs y Vox es «destruir al PP», aunque «no lo van a conseguir».