Arrimadas descarta dimisiones y responsabiliza a Albert Rivera

M. E. Alonso MADRID / COLPISA

ESPAÑA

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, junto al candidato en Cataluña, Carlos Carrizosa, en rueda de prensa tras conocer los resultados de las elecciones catalanas
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, junto al candidato en Cataluña, Carlos Carrizosa, en rueda de prensa tras conocer los resultados de las elecciones catalanas ALBERTO PAREDES

Dirigentes críticos exigen relevos en la cúpula tras el batacazo

15 feb 2021 . Actualizado a las 19:26 h.

Las costuras de Ciudadanos han vuelto a saltar por los aires. El descalabro en las elecciones catalanas, donde los liberales se dejaron treinta escaños y casi un millón de papeletas, ha desatado todas las tensiones larvadas desde hace meses y ha puesto a Inés Arrimadas contra las cuerdas. Un sector crítico dentro de la formación y varios cargos públicos exigen depurar responsabilidades políticas y reclaman las dimisiones del vicesecretario general, Carlos Cuadrado, y de su adjunto, José María Espejo.

Culpan a ambos dirigentes tanto de la deriva de Ciudadanos en su aproximación al Gobierno, que no siempre se ha entendido en las filas liberales, como de la «nefasta» campaña que ha contribuido a que la formación se desengrase a izquierda y a derecha, con un amplio trasvase de votos hacia el PSC y Vox. «Primero fueron las elecciones gallegas y vascas, ahora las catalanas, que se han saldado con el más estrepitoso batacazo electoral sufrido por Ciudadanos. En consecuencia, esperamos y exigimos cambios importantes», insistieron las voces más críticas.

Sin embargo, Arrimadas no está por la labor de prescindir ni de Cuadrado ni de Espejo, sus dos hombres de máxima confianza, y ayer buscaba culpables en otro lugar para justificar el desastre. La baja participación, solo el 53,42 % de los electores acudieron a las urnas, y la herencia recibida de su mentor, Albert Rivera, es el clavo ardiendo al que se agarra la líder de Ciudadanos para intentar frenar las presiones internas. «Desde el 10-N, estábamos en ese porcentaje de voto», defendió la presidenta de Ciudadanos en una entrevista en Onda Cero.