Abascal promete una «oposición total» de Vox y se reivindica como la alternativa al «frente popular»

G. B. REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

El líder de Vox, Santiago Abascal, y el candidato en Cataluña, Ignacio Garriga, en un acto en Barcelona
El líder de Vox, Santiago Abascal, y el candidato en Cataluña, Ignacio Garriga, en un acto en Barcelona ANDREU DALMAU

15 feb 2021 . Actualizado a las 18:50 h.

«Oposición total». Eso es lo que prometió ayer en Cataluña el líder de Vox, Santiago Abascal una vez que se constituya el nuevo Gobierno autonómico presumiblemente encabezado por ERC. La estrategia política de Vox en CAtaluña estará dirigida a construir una «alternativa». En una rueda de prensa en Barcelona, Abascal destacó que los 217.883 votos cosechados por la candidatura liderada por Ignacio Garriga, que han convertido a Vox en la cuarta fuerza en el Parlamento catalán, con 11 diputados, implican una «responsabilidad colosal». «Ni nosotros mismos lo esperábamos», aseguró, transmitiendo que su partido asumirá ese papel, en una cámara autonómica en la que entra por primera vez, «con altura de miras y tendiendo la mano» a los españoles que «ven con preocupación» el ascenso de Vox.

Pese a la alegría por los buenos datos de su formación, para Abascal los resultados en Cataluña son «malos para España», dada la victoria en votos del PSC y la mayoría absoluta del independentismo. Auguró un «desbordamiento del orden constitucional» y anunció que su partido será «una alternativa política en las calles y que defienda a los españoles en los tribunales» ante esa quiebra de la ley. Su oposición será «contundente, verbal, que no obtendrá victorias parlamentarias pero que va a ser audible» y «va a llegar a todos los rincones», explicó. «No puede haber un segundo para la euforia», señaló, indicando que Vox, «como primera fuerza política nacional en Cataluña, tiene la responsabilidad de construir una alternativa completa al frente popular separatista que gobierna España».

Abascal destacó los ataques sufridos por su partido durante la campaña electoral en Cataluña. Vox se ha querellado contra el consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, por la actuación de los Mossos d'Esquadra, que considera «pasiva». Según Abascal, deben «asumir responsabilidades penales» tanto los responsables como sus «cómplices». «Vamos a actuar contra quienes han promovido la violencia, la han perpetrado y la han tolerado», advirtió.