Illa ofrece diálogo «a todos menos a Vox» e insiste en forjar una mayoría constructiva

ESPAÑA

Salvador Illa, este lunes, en una panadería de Barcelona
Salvador Illa, este lunes, en una panadería de Barcelona Quique García

Pese al veto de Esquerra al PSC, el aspirante socialista aún cree posible un Gobierno no independentista

15 feb 2021 . Actualizado a las 20:04 h.

Aunque el pacto entre los separatistas parece hecho, Salvador Illa se aferra a los números para presentarse a la investidura como presidente de la Generalitat. Su candidatura obtuvo el domingo 652.858 votos y empató a 33 escaños con Esquerra. Solo 46.199 papeletas más que Miquel Iceta en el 2017, pero que, traducidas a diputados y gracias a la elevada abstención, suman 16 nuevas actas. El aspirante socialista cosechó casi 50.000 votos más que el cabeza de cartel republicano, Pere Aragonès, que con 603.607 sufragios vio cómo Esquerra perdía 332.254 votantes respecto al 2017. Paradójicamente, 300.000 apoyos menos suponen un escaño más para ERC y el triunfo sobre Junts.

Illa esgrime esa victoria en el voto popular para reclamar su derecho a liderar el proceso de formación de Gobierno. Este lunes inició el diálogo con todas las formaciones del Parlamento catalán —«menos con Vox», matizó— para buscar una mayoría «constructiva» que le permita convertirse en el tercer presidente socialista de la Generalitat tras Pasqual Maragall y José Montilla.

Pese a que el veto de los partidos independentistas al PSC es más que explícito y a que el recurso de la Fiscalía para exigir la vuelta a la cárcel de los presos del 1-O complica aún más las relaciones de los socialistas con las formaciones separatistas, Salvador Illa todavía cree posible que el próximo Ejecutivo catalán no sea secesionista. «Mi partido ha ganado, y me corresponde presentar mi candidatura y formar Govern, es mi deber. Ya había mayoría independentista en Cataluña y nos ha llevado al bloqueo e incapacidad de ponernos de acuerdo. No queremos más eso», argumentó el exministro de Sanidad, que subrayó que es Aragonès quien debe apoyarle a él, como líder de la fuerza más votada, en su objetivo de forjar un gabinete de izquierdas junto a En Comú Podem.