Aragonès plantea un Gobierno amplio con los soberanistas y apela a «una nueva etapa»

El candidato de ERC emplaza a Sánchez a negociar una amnistía y una consulta


barcelona / colpisa

Noche agridulce para ERC. Una vez más, los republicanos se quedaron con la miel en los labios. El fantasma de que son expertos en ganar encuestas y en perder elecciones les sigue persiguiendo. Venció en las últimas generales, pero le falta la joya de la corona, las autonómicas catalanas, su asignatura pendiente. Pero lo de este domingo no fue lo del 2017. Ganó el PSC, ERC fue segunda. Sin embargo, Pere Aragonès está llamado a ser el próximo presidente de la Generalitat. El candidato republicano habló de jornada histórica y compareció en la noche electoral como el próximo presidente de la Generalitat. Cuarenta años después, ERC puede volver a tener un presidente de la Generalitat. Aragonès puede suceder a Josep Tarradellas.

Esquerra quedó por delante de JxCat y tendrá la iniciativa en la búsqueda de socios para la investidura y para formar un Gobierno. El líder republicano habló de abrir una «nueva etapa» y emplazó a formar un Govern amplio a las fuerzas que están a favor de la autodeterminación y la amnistía (JxCat, la CUP y los comunes).

Según el republicano, el independentismo de Cataluña ha hecho historia, porque ha superado por primera vez el 50 % de los votos. «Iniciamos una nueva etapa», dijo. Aragonès emplazó a Pedro Sánchez a sentarse a negociar. «Es la hora de resolver el conflicto», afirmó. «Es la hora de resolverlo votando» en un referendo, señaló. A la comunidad internacional, le pidió que se implique en la resolución de la cuestión catalana. El resultado fue, eso sí, muy ajustado. Los republicanos obtuvieron 33 escaños y tienen en su mano la presidencia de la Generalitat. Pero lo van a tener muy complicado. Podrían mirar hacia la izquierda, aunque desde el independentismo no se lo perdonarían nunca.

Presión de JxCat

Pero si ERC apuesta por reeditar un Govern independentista, tendrá a JxCat y la CUP muy crecidos, porque mantienen una posición de fuerza. Los posconvergentes venderán muy caros sus votos. Y la CUP, que advierte de que con sus votos siempre pasan cosas, salió este domingo muy reforzado, al pasar de cuatro a nueve escaños. La presión sobre Aragonès será muy fuerte.

En campaña, Laura Borràs aseguró que si el secesionismo superaba el 50 % habría que reactivar la declaración unilateral de independencia. Este domingo habló de «consecuencias políticas». La CUP, mientras, reclamó un referendo antes del 2025. Estas serán las condiciones que le pondrán sobre la mesa a Aragonès para sellar una nueva alianza. El otro elemento de presión que estará encima de la mesa será la amenaza de la repetición electoral. ERC derrotó a JxCat por 34.000 votos y un escaño de diferencia, por lo que la pugna por la hegemonía del soberanismo sigue en al aire. JxCat había planteado los comicios como un doble plebiscito. Como un duelo entre los secesionistas y los no independentistas, ganado claramente por los partidarios de la ruptura. Y también como un plebiscito entre JxCat y ERC. En este último, la victoria fue pírrica.

Caballero apela al diálogo y el BNG aplaude el éxito de los independentistas

redacción
Dos jóvenes revisan la lista del censo una de las mesas electorales dispuestas en el auditorio del FC Barcelona.
Dos jóvenes revisan la lista del censo una de las mesas electorales dispuestas en el auditorio del FC Barcelona.

El PPdeG no hizo valoraciones, a la espera de lo que diga el partido a nivel nacional

Los resultados de los comicios de este 14 de febrero al Parlamento catalán volaron como la pólvora hasta el oeste de la Península, donde el PSdeG y el BNG no tardaron en realizar una primera valoración, cada uno desde su óptica, del mandato que poco menos de una hora antes habían dado las urnas. De este modo, mientras el líder de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, felicitaba en un comunicado a Salvador Illa por encabezar la candidatura más votada, apelando al diálogo y al respeto a la Constitución por parte de los partidos independentistas, la ejecutiva nacional del BNG aplaudía en otra nota de prensa el éxito de ERC, la CUP y JxCat. El que prefirió esperar a la reacción del partido a nivel nacional fue el PPdeG, que ayer por la noche optó por no hacer declaraciones.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Aragonès plantea un Gobierno amplio con los soberanistas y apela a «una nueva etapa»