La letrada que logró la absolución del PP por los ordenadores de Bárcenas llevará el caso de la caja B

La abogada Massó no es nueva en estas lides de representar a personas jurídicas en procedimientos penales

Celebración del primer día del Juicio por la destrucción de los ordenadores de Luis Bárcenas en los Juzgados de lo Penal de Madrid. María Massó, la primera a la izquierda
Celebración del primer día del Juicio por la destrucción de los ordenadores de Luis Bárcenas en los Juzgados de lo Penal de Madrid. María Massó, la primera a la izquierda

madrid / colpisa

El Partido Popular ha confiado a la abogada María Massó la representación de la formación en el juicio por la caja B, que se celebra desde el pasado lunes en la Audiencia Nacional. Massó, socia del departamento de Derecho Penal del despacho Baker Mckenzie, será la persona que siente en el banquillo para defender los intereses de los populares frente a la doble condición de acusado por varios delitos fiscales, según los escritos de las acciones populares, y de responsable civil subsidiario para responder por una serie de infracciones fiscales derivadas de la existencia de la contabilidad paralela, según la Fiscalía Anticorrupción.

La abogada Massó no es nueva en estas lides de representar a personas jurídicas en procedimientos penales. En la Audiencia Nacional, por ejemplo, ejerce la representación de la constructora OHL en el caso Lezo, la trama de saqueo de la empresa pública madrileña Canal de Isabel II. Una causa en la que la sociedad aparece salpicada en varias piezas por la presunta responsabilidad de algunos exdirectivos, como el exconsejero Javier López Madrid, yerno del fundador de la compañía Juan Miguel Villar Mir.

Pero la razón de peso para que el equipo jurídico del PP haya vuelto a confiar en ella está en la llamada causa de los ordenadores de Bárcenas. La destrucción de los discos duros de los equipos que usaba el extesorero en su despacho de Génova 13 antes de ser despedido en el 2013.

Victoria judicial

En su declaración, la abogada del bufete multinacional se centró en dos vías de defensa. En primer lugar, que se destruyeron los dispositivos en aplicación del protocolo interno del partido, que fue avalado por una auditoría externa del 2012, y en cumplimiento de la Ley de Protección de Datos. En segundo término, expuso que los dos ordenadores cuyos datos se eliminaron eran «sin ninguna duda propiedad del PP» y «así lo acreditan las facturas que se han entregado al juzgado».

El juez absolvió a todos los acusados por falta de pruebas, puso en duda la credibilidad de Bárcenas e incidió en que al menos uno de los ordenadores sí había quedado probado que era del partido. El recurso posterior ante la Audiencia de Madrid confirmó la sentencia. Por este motivo, el buen servicio de Massó en este juicio le ha valido para repetir ahora en la caja B.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La letrada que logró la absolución del PP por los ordenadores de Bárcenas llevará el caso de la caja B