Iglesias ve «agresiva» la respuesta del PSOE a sus críticas a la democracia española

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ESPAÑA

Alberto Estévez | Efe

El vicepresidente insiste con la estrategia al entender que moviliza a su electorado

13 feb 2021 . Actualizado a las 10:35 h.

Felipe González ironizaba este jueves con la «metedura de pata» en la que había incurrido Pablo Iglesias al cuestionar la calidad democrática del país del que es vicepresidente. Y no ocultaba su sorpresa, ni tampoco su satisfacción, ante el hecho de que el líder de Podemos no rectificase, sino todo lo contrario.

El expresidente del Gobierno celebraba que Iglesias no sacase «su pata» porque entiende que así está perdiendo credibilidad y apoyo electoral, justo cuando la campaña catalana toca a su fin. Sin embargo, en el círculo de asesores más cercano al líder de Podemos piensan que las consecuencias serán bien distintas, y que el cuestionamiento de la higiene democrática de España no solo no le perjudica, sino que está contribuyendo a movilizar a su electorado para unas elecciones en las que las perspectivas de los comunes, la marca bajo la que se presenta, siguen siendo muy discretas.

Por ello, Iglesias insiste con este asunto cada vez que se le presenta la oportunidad, aunque en las últimas fechas se aprecia un intento por parte del vicepresidente de reformular el debate. La polémica saltó con una afirmación al diario Ara equiparando la situación de Puigdemont o Junqueras a la de los opositores rusos. «En España no hay una situación de plena normalidad democrática», dijo. Su pretensión ahora es mover el debate hacia el axioma de si existen aspectos mejorables en el funcionamiento democrático del país.