PSOE y oposición salen en bloque contra Pablo Iglesias: «España es una democracia»

Casado exige a Sánchez su cese inmediato o será «cómplice»


Madrid | La Voz

«Lo tengo que reconocer como vicepresidente español: no hay situación de plena normalidad política y democrática en España cuando líderes de dos partidos independentistas están uno en la cárcel y el otro en Bruselas». Estas declaraciones de Pablo Iglesias alinéandose con el ministro de Exteriores ruso, Sergéi Lavrov, y poniendo en duda la calidad democrática del país, motivaron la reacción en tromba de la facción socialista del Ejecutivo.

La primera en responder al líder de Podemos fue la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, quien «discrepó absolutamente» con el comentario de su compañero en el Consejo de Ministros. La siguiente en rebatir las palabras del vicepresidente del Gobierno fue Nadia Calviño, que junto a Calvo es otro de los grandes contrapesos que el líder morado encuentra dentro del Ejecutivo: «No me parece que esto responda en absoluto a la realidad. España es una democracia plena», afirmó la vicepresidenta económica en la Ser.

A continuación llegó el turno del secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Rafael Simancas. «España es una democracia plena, plenamente equiparable a las mejores democracias del mundo», afirmó. Y desde la Carrera de San Jerónimo a Moncloa, en donde pocos minutos después la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, denunciaba grandes tintes electoralistas en las palabras del líder de Podemos. «Se enmarcan dentro de una campaña electoral. Iglesias es el líder de una formación que se presenta a estas elecciones», aseveró la portavoz del Ejecutivo. Montero reiteró que «en este país no existen los presos políticos».

Rufián, aliado de Podemos

Las tres principales formaciones que integran el bloque de la oposición también criticaron la actitud del vicepresidente. El líder del PP, Pablo Casado, instó a Sánchez a exigirle una «rectificación» o a cesarlo de forma inmediata. De lo contrario, Sánchez se convertirá en «cómplice». La secretaria general de Vox, Macarena Olona, calificó las palabras de Iglesias como propias de un representante de «la extrema izquierda».

Podemos solo encontró aliados dentro del independentismo. El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, celebró el discurso del vicepresidente segundo y denunció las «enormes carencias democráticas» del país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

PSOE y oposición salen en bloque contra Pablo Iglesias: «España es una democracia»