Borràs rectifica tras quedarse sola en su promesa de declarar la independencia

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

El vicepresidente de la Generalitat y candidato de ERC a las elecciones catalanas, Pere Aragonès (centro); acompañado de la secretaria general adjunta de ERC y candidata por Lérida, Marta Vilalta; del actual presidente del Parlamento, Roger Torrent; de la diputada de ERC y número 10 por Barcelona, Jenn Díaz; de la expresidenta del Parlamento, Carme Forcadell; de la exconsejera Dolors Bassa, y de la vicesecretaria general de Mujeres de ERC y candidata por Tarragona, Raquel Sans, interviene durante un acto electoral sobre feminismo en la plaza Sant Jaume de Barcelona
El vicepresidente de la Generalitat y candidato de ERC a las elecciones catalanas, Pere Aragonès (centro); acompañado de la secretaria general adjunta de ERC y candidata por Lérida, Marta Vilalta; del actual presidente del Parlamento, Roger Torrent; de la diputada de ERC y número 10 por Barcelona, Jenn Díaz; de la expresidenta del Parlamento, Carme Forcadell; de la exconsejera Dolors Bassa, y de la vicesecretaria general de Mujeres de ERC y candidata por Tarragona, Raquel Sans, interviene durante un acto electoral sobre feminismo en la plaza Sant Jaume de Barcelona Kike Rincón | EUROPA PRESS

«No es viable» y «dejemos de hacer numeritos», le dicen ERC y PDECat

04 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Primera rectificación de calado de la campaña. Laura Borràs, candidata de JxCat a la presidencia de la Generalitat, rebajó este miércoles el alcance de una de sus promesas estrella, la de reactivar la declaración unilateral de independencia (DUI), si el secesionismo obtiene más del 50 % de los votos el día 14. Borràs aseguró en RTVE que la DUI no llegará al día siguiente de las elecciones, como dejó caer en un primer momento, sino que la proclamación de la república, como la del 27-O del 2017, se aprobará cuando pueda ser «defendida». «Cuando estemos en condiciones de no recular, cuando podamos defenderla y no dar marcha atrás», remató.

JxCat se había quedado solo en la defensa de una nueva declaración unilateral de independencia. Tanto ERC como la CUP y el PDECat rechazan ahora este extremo y acusan a los posconvergentes de vender humo y practicar el independentismo mágico.

Pere Aragonès afirmó ayer que plantear una declaración de independencia en estos momentos no es «viable» y Àngels Chacón (PDECat) le soltó: «Por dignidad, dejemos de hacer numeritos».

El programa de JxCat señala que si el independentismo supera la mitad más uno de los votos, «será necesario que todos los actores del independentismo hagan los preparativos necesarios para hacer efectivo el mandato del 1-O y culminar con la activación de la declaración de independencia firmada el 10 de octubre del 2017 y votada por el Parlamento el 27 de octubre siguiente». 

Corrupción

La campaña se le está complicando a Laura Borràs. Y es que tanto la CUP como ERC han abierto la puerta a no apoyar su investidura, si JxCat gana las elecciones, aduciendo su condición de imputada por corrupción.

Los anticapitalistas afirmaron en un primer momento, por boca de su candidata Dolors Sabater, que no investirían a alguien que está imputado, aunque poco después rectificaron desde la formación y negaron el veto. Pero el aviso ahí queda. Igual que el de ERC. Oriol Junqueras aseguró que Laura Borràs, si fuera de ERC, no sería candidata, por su condición de investigada por presunta corrupción.

Borràs mostró su decepción por las críticas que le vierten desde el independentismo, pues a su juicio hacen el juego a la «represión» del Estado y a la «injusticia española». La dirigente nacionalista ha recordado que Sabater declaró por imputación y por tanto también debería dejar de ser candidata. 

«ERC, original; Junts, la copia»

Aragonès celebró que Junts haya rectificado su programa secesionista y que se sume a la reivindicación de un referendo pactado. «ERC es el original; Junts, la copia», afirmó en una conferencia. Los republicanos insisten en tratar de convertir los comicios en un mano a mano con los socialistas. Salvador Illa también atacó ayer a la dirigente de Junts. «Hay que pasar página de todo esto. No todo son conjuras, no hay una acción para investigar si una persona ha cometido una acción reprobable o no. Hay que dar explicaciones y punto», señaló en un desayuno organizado por Europa Press. El exministro apostó por que Cataluña vuelva a liderar la negociación con el Gobierno central de un nuevo modelo de financiación. Rechazó, eso sí, reclamar un pacto fiscal, en línea con el concierto vasco. También apostó por la «cocapitalidad» de España, con Madrid y Barcelona como referentes. Si es presidente de la Generalitat, señaló, convocará «regularmente» la mesa de diálogo con el Ejecutivo central.