La declaración unilateral de independencia divide al secesionismo catalán ante el 14F

Cristian Reino | Ramón Gorriarán BARCELONA | MADRID / COLPISA

ESPAÑA

Casado posa para un selfi junto a Fernández y Almeida, con las camisetas del Barça y el Espanyol
Casado posa para un selfi junto a Fernández y Almeida, con las camisetas del Barça y el Espanyol Quique García | Efe

ERC critica las «falsas promesas» y «engaños» de JxCat, que se compromete a una ruptura abrupta. Cs, PP y Vox libran su batalla por el liderazgo de la derecha antiseparatista

01 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los roles se han intercambiado en el mundo independentista. JxCat actúa como si fuera la CUP, los anticapitalistas juegan el papel que hacía ERC y los republicanos se parecen a la antigua Convergència. El mundo al revés. Todo cambia. Quien más defiende en estos momentos la vía unilateral es Junts per Catalunya, formación postconvergente nutrida por excargos de CDC y convertida en la más radical de cuantas concurren el 14F.

Su candidata, Laura Borràs, se declara defensora del lema antisistema «fuera las fuerzas de ocupación» y ha puesto sobre la mesa, en el inicio de la campaña, la promesa de reactivar la declaración unilateral de independencia, si el secesionismo obtiene más del 50 % de los votos en las elecciones, una posibilidad más que posible, según la última encuesta del CEO de la Generalitat.

Fue Carles Puigdemont quien impulsó la DUI el 27 de octubre del 2017 y quien la guardó en un cajón sin ni siquiera arriar la bandera española del Palau de la Generalitat. Junts insiste en regresar a octubre del 2017, pero de entrada está solo en ese viaje al pasado. ERC y la CUP, que durante los hechos de octubre fueron los que más presionaron para que Puigdemont siguiera adelante con la proclamación de la república, ahora admiten que este tipo de gestos no son, a día de hoy, más que humo que no lleva a ningún lado.