Del monotema independentista al covid y la falta de gestión

Francisco Espiñeira Fandiño
F. Espiñeira REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Palau de la Generalitat
Palau de la Generalitat NACHO DOCE | Reuters

28 ene 2021 . Actualizado a las 20:06 h.

Una buena noticia para Cataluña. Los catalanes no serán martirizados durante quince días con el monotema independentista que ha cubierto la práctica totalidad de los tres últimos años. No es que vaya a desaparecer de un plumazo el secesionismo, pero ya no será el único eje de debate entre la miríada de partidos nacionalistas y el bloque constitucionalista.

De ese giro en el guion tiene buena parte de la culpa el desembarco de Salvador Illa como cabeza de lista del PSC. La cara más visible de la lucha contra la pandemia desde el Gobierno -Fernando Simón al margen- ha querido imprimir ese cambio en el argumentario desde el minuto cero. De hecho, doce horas antes de pegar simbólicamente el primer cartel, el exministro de Sanidad dio a conocer el primer fichaje de su teórico gabinete: Maurici Lucena, actual presidente de Aena, que dejaría su buen retribuido puesto al frente del gigante aeroportuario para convertirse en el gestor de la crisis que se intuye tras la pandemia.

Claro que a favor de la estrategia de Illa pesan también los esfuerzos de Junts, el partido de Carles Puigdemont por responsabilizar a Esquerra del fiasco de la lucha contra el covid-19 en Cataluña. Primero, por su titularidad en las competencias sobre las residencias y, después, por el papel de Pere Aragonès como cabeza de la Generalitat, aunque fuera en funciones.